Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez cierra la vía penal contra los ex directivos de la Fábrica de Uranio

El Juzgado de Instrucción 1 de Andújar ha decretado el archivo de la causa penal abierta en 1998 contra los directivos de la Fábrica de Uranio (FUA) por las muertes de trabajadores a consecuencia de intoxicaciones. El abogado de los ex trabajadores, Federico Medina, ha presentado un recurso para reabrir la causa alegando que no han prestado declaración todas las personas imputadas y que no se han practicado todas las diligencias acordadas.

La juez María Elena Garde ha considerado que no hay motivo para seguir por la vía penal y deja abierta la civil. La querella fue interpuesta por los trabajadores de la fábrica por un supuesto delito de imprudencia temeraria con resultado de muerte y lesiones, un delito de lesiones imprudentes, así como otros contra la seguridad en el trabajo.

La asociación de ex trabajadores denunció que durante la actividad de la FUA la plantilla se contaminó con el uranio que manipulaba, ya que carecían de las adecuadas medidas de seguridad y como consecuencia de ello ahora padecen enfermedades que han llevado a la muerte de 48 personas por cáncer y degeneraciones óseas, pulmonares y del riñón. La empresa funcionó entre 1959 y 1981 con una plantilla de 126 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 2002