Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oliva lanza la campaña de las primarias en Málaga con el apoyo de Asenjo sin esperar un posible consenso

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Francisco Oliva, ha dado un golpe de efecto que abre la carrera de las elecciones primarias en el partido sin esperar el margen que la ejecutiva se había dado para tratar de buscar un candidato de consenso que evitara la confrontación en una elección interna.

Oliva ha iniciado ya la recogida de firmas para ser candidato en las primarias -necesita unas 400- y ha obtenido ya, entre otras, la del ex secretario provincial y actual miembro de la ejecutiva federal, José Asenjo. La dirección nacional del partido mantiene abierto un proceso para tratar de consensuar los candidatos a las alcaldías y evitar las primarias. En Málaga, de hecho, la secretaria general, Marisa Bustinduy, mantiene estos días una serie de reuniones con los secretarios de las 12 agrupaciones locales para tratar de acordar un nombre. Cuatro de ellos han dado también su aval al Oliva, que afirma tener el compromiso de al menos uno más. Bustinduy consideró ayer por ello 'extemporánea' la iniciativa del portavoz municipal. 'Nos habíamos dado un plazo para buscar un acuerdo y en eso estamos todavía, el partido es el que marca los tiempos y aún no hay ningún plazo abierto para las primarias', aseguró.

Bustinduy dijo además que las firmas que ahora recoja Oliva no tendrán valor, puesto que el plazo no se abrirá presumiblemente hasta el día 8 de mayo y aún no se han determinado los requisitos para los avales. El comité federal tiene previsto aprobar el próximo día 26 el procedimiento y el calendario de las primarias. Pero la iniciativa de Oliva tiene un valor político, el de posicionarse como aspirante y reivindicar sus aspiraciones como actual portavoz municipal.

Aunque Oliva no quiso ayer hacer declaraciones, fuentes próximas a él explicaron que 'se trata de mantener una presión suave, porque quien tiene el problema es la ejecutiva provincial, que está buscando un candidato y parece que olvida al actual portavoz'. 'Esto no significa que quiera las primarias, sino reivindicar su nombre para que también pueda ser un candidato de consenso, y es más bien un documento de adhesión', añadieron.

El secretario regional de Ciudades y Política Municipal, Salvador Pendón, no tuvo reparos en considerar un acto de 'deslealtad absoluta' las firmas ya dadas por cuatros secretarios de agrupación, y recordó a Asenjo 'que él mismo se manifestó a favor de que las direcciones no interfirieran en los procesos de nominación de candidatos, en caso de que haya primarias', y que es miembro de la ejecutiva federal, informa Europa Press.

Los dirigentes del PSOE malagueño se mueven en la contradicción de alertar sobre las consecuencias de las primarias -'puede desembocar en una nueva guerra civil en la agrupación', afirma uno de ellos-, al tiempo que no logran ponerse de acuerdo sobre el nombre a consensuar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 2002