Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos de primaria sacan mejores resultados que los que estudiaban EGB

Educación difundió ayer la parte negativa del mismo estudio, con los fallos de los alumnos

Los alumnos de sexto de primaria (11 años) obtienen mejores resultados que los que sacaban los chicos de sexto de EGB en 1995. El Ministerio de Educación ha hecho públicos algunos datos en los que se aprecian las dificultades que tenían los alumnos de este curso en 1999, pero el mismo informe demuestra también que el nivel ha mejorado desde 1995 en las tres materias evaluadas: lengua, matemáticas y conocimiento del medio. El estudio que compara los datos entre esos años revela además que los centros públicos han mejorado sus resultados más que los privados.

El Ministerio de Educación hizo públicos ayer unos datos (que avanzó este periódico en la edición el lunes) sobre los fallos y dificultades que tenían los alumnos de sexto de primaria en 1999 en tres materias: lengua, matemáticas y conocimiento del medio. Esos datos, extraídos de un informe del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE), se recogen en un libro que algunas comunidades ya han recibido, donde se cuenta también que los alumnos de ese curso (11 años) han mejorado sus resultados respecto a los que obtenían los chicos de esa misma edad en 1995, cuando cursaban sexto de EGB.

Así, por ejemplo, en conocimiento del medio (que agrupa las antiguas ciencias sociales y ciencias naturales) los alumnos obtuvieron en 1999 una media de 250 puntos, mientras que en 1995 sólo alcanzaban 219, 31 puntos menos, una diferencia 'estadísticamente significativa', según el propio informe.

Sobre esa misma media de 250 puntos establecida en 1999 para la asignatura de lengua y literatura, los chicos de la antigua EGB sólo alcanzaban 228 puntos, 22 puntos menos. Incluso en matemáticas, donde más flojean los alumnos, se superó en cinco puntos el resultado de 1995, cuando los alumnos estudiaban con el modelo educativo de 1970.

La portavoz socialista de Educación en el Congreso, Amparo Valcarce, se mostró ayer indignada porque el Ministerio de Educación haga públicos ahora, 'en pleno debate sobre la reforma educativa', sólo los fallos y dificultades de los alumnos. 'Esto es inaceptable, es desleal y supone una quiebra de la confianza de las comunidades autónomas. El ministerio debe saber que el INCE no está a su servicio. Ese estudio es de todos y el ministerio hace una manipulación interesada para dar una visión catastrófica de la educación y justificar así su reforma', se quejó.

Valcarce considera 'intolerable' que salgan solamente unos datos cuando hay otros que demuestran 'que la LOGSE ha funcionado'. 'Esto jamás se había hecho así, presentar los datos de una manera sesgada y parcial'. Desde el PSOE se reconoce que el informe de 1999 evidencia 'algunas cuestiones que deberían abordarse', pero se recuerda también que otros datos delatan lo 'innecesario de una reforma como la que se plantea, como es el hecho de que los padres, profesores y directores de centros estén en un altísimo porcentaje satisfechos con el funcionamiento de los centros'. [Ver EL PAÍS del 25 de marzo].

El libro verde del que el ministerio ha extraído los fallos de los alumnos recoge también la mejoría que han experimentado los centros públicos entre 1995 y 1999, recortando así diferencias con los privados. En 1999 los alumnos de centros públicos obtenían 245 puntos en conocimiento del medio, mientras que los de centros privados sacaban 260. Pues bien, en 1995 los centros públicos sólo conseguían 207 y los privados 235; los primeros suben 38 puntos y los segundos, 25. La diferencia entre ambas redes educativas se hace más pequeña. Algo parecido ocurre en lo que respecta a lengua y literatura: los chicos de centros públicos obtenían en esta asignatura 214 puntos en 1995 y subieron a 244 en 1999, 30 puntos más; mientras, los alumnos de colegios privados pasaban de 246 a 261 en el mismo periodo.

En matemáticas, los alumnos de centros públicos han reducido su diferencia con los privados en seis puntos: en 1995 les separaban 23 y en 1999, 17 puntos. Mientras que los chicos de centros privados se han superado en esos años en tres puntos, los de los centros públicos han obtenido nueve puntos más. Todo ello 'estadísticamente significativo'.

El Ministerio tiene en su página web (mec.es) un resumen de aquella evaluación que se hizo en 1999 sobre una muestra de 10.743 alumnos de 6º de primaria (el último curso de esta etapa) de 562 centros públicos y privados. En esa publicación del INCE se reconoce que los alumnos han avanzado en las tres materias pasando de un 62% a un 63% de aciertos en las cuestiones planteadas en conocimiento del medio; de un 57% a un 63% en lengua y literatura y de un 58% a un 59% en matemáticas.

Los resultados globales de los alumnos en las tres asignaturas en 1999, con independencia de aquellas preguntas donde tuvieron más fallos, son los siguientes: en lengua, un 65% de aciertos; en matemáticas, un 54% de aciertos en la prueba; y en conocimiento del medio obtuvieron un 62% de aciertos en las preguntas planteadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de marzo de 2002