Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico instalará 200 puntos de alerta sobre niebla o nieve

La DGT prevé 22 millones de desplazamientos de coches en las vacaciones de Semana Santa

Tráfico está instalando en las carreteras españolas 200 estaciones meteorológicas conectadas a paneles luminosos informativos para alertar en el acto a los automovilistas de la presencia de niebla, nieve, hielo o lluvia en la calzada. Los puntos de aviso pretenden evitar accidentes en cadena como los del miércoles en Valladolid y Ciudad Real, donde murieron 10 personas. 'Pero los accidentes no se produjeron porque la gente no supiera que había niebla; hubo más causas', dijo ayer el director general de Tráfico, Carlos Muñoz Repiso, al presentar la nueva campaña de prevención de accidentes.

Las patrullas de un solo guardia civil se estrenan en la primera gran operación especial

Las tres primeras estaciones de alerta ya están instaladas y conectadas al Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste, recién inaugurado en A Coruña. 'Serán instaladas en los puntos más propicios a la aparición de nieblas u otras adversidades meteorológicas recurrentes', explicó Muñoz Repiso, quien agregó que las siguientes serán montadas el mes que viene en Valladolid, una provincia con nieblas frecuentes. Los puntos de alerta detectan la niebla (mediante pluviómetros, disfractores de luz, higrómetros y barómetros) y envían una señal al centro de control para que el operador avise a los conductores por los paneles luminosos.

El director general de Tráfico hizo este anuncio al tiempo que el diputado del PSOE José Segura, a la vista del cúmulo de siniestros del miércoles, presentaba en el Congreso una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a elaborar un plan de instalación de sistemas inteligentes de transporte en las carreteras que alerten y apoyen a los automovilistas en situaciones de riesgo.

'Las estaciones servirán de ayuda a los automovilistas, pero los accidentes del miércoles no se produjeron porque no se supiera que había niebla, porque ya la había en tramos anteriores, sino que hubo más causas', precisó el director de Tráfico. Los accidentes de Valladolid y Ciudad Real ocurrieron de así, según Muñoz Repiso: 'Había una niebla espesa en el cuarto norte de España, especialmente en las zonas de vaguadas, y se circulaba a velocidad inadecuada, por lo que los coches no pudieron detenerse. Hubo tres elementos: el primer accidente se produce porque un vehículo bajó su velocidad de forma notable por culpa de la niebla, por lo que otro lo alcanzó por detrás y luego llegaron los demás'.

Autodefensa

Esa bajada drástica de la velocidad, por 'autodefensa' ante la caída de la visibilidad, estuvo en el origen de la cadena de siniestros. 'Además no se guardaba la distancia de seguridad. Si la distancia hubiera sido la suficiente, no se hubiera producido esa especie de masacre de automóviles', agregó Muñoz Repiso, antes de subrayar: 'Los conductores no deben pararse en donde no hay visibilidad, sino donde se ve, que suele ser 40 o 50 metros más adelante'.

El director general hizo estas declaraciones justo el día antes de que se ponga en marcha el dispositivo especial de Tráfico para las vacaciones de Semana Santa. La DGT calcula que entre hoy y el 1 de abril se registrarán unos 22 millones de desplazamientos en automóvil. La tarde de hoy y la mañana del sábado serán los peores momentos de la operación salida, especialmente en las carreteras que parten de los grandes núcleos urbanos. Algo similar se espera para la tarde del Miércoles Santo y la mañana siguiente, salvo en las comunidades de Cantabria y Cataluña, en las que, al no ser festivo el Jueves Santo, los problemas circulatorios se demorarán 24 horas.

Las previsiones meteorológicas para hoy y mañana indican que el cielo estará poco nuboso o despejado, con posibilidad de brumas y algún banco de niebla matinal. En Menorca y en el norte de Cataluña habrá viento del noroeste moderados y en el Estrecho soplará levante de moderado a fuerte.

La plantilla completa de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (unos 9.000 agentes) estará en activo esos días, apoyada por 18 helicópteros y los nuevos sistemas láser de medición de velocidad. Los automovilistas podrán ver también en las autopistas del centro de España las nuevas patrullas unipersonales de la Guardia Civil con vehículos dotados de material de alta tecnología. Incluso llevarán un ordenador portátil de mano que permitirá la impresión del boletín de multa y el pago por tarjeta de crédito. Si uno de estos agentes le para, no se baje de su vehículo, sepa que el agente le abordará por la ventanilla derecha y sea consciente de que todo está siendo grabado en vídeo. La cinta y el registrador están dentro de una caja fuerte.

Tráfico, además, presentó ayer su nueva campaña divulgativa de prevención de accidentes, en la que regresan las imágenes impactantes sobre siniestros. La campaña, cuyo lema es 'Si pierdes la calma, alguien puede perder mucho más. Vive y deja vivir', muestra qué puede llegar a pasar si un conductor pierde la calma en diferentes situaciones que cotidianamente se dan al volante. 'Se pretende que el ciudadano sea mayor de edad en la circulación, que tenga sosiego y tranquilidad y no atosigue a los demás, porque una sociedad estresada no propicia una conducción segura', explicó la subsecretaria de Interior, Ana Pastor. 'Es un mensaje de solidaridad y transigencia en la carretera, de rechazo a la agresividad', remachó. La campaña, para cuya creación y difusión se ha destinado un presupuesto de 13,83 millones de euros, ha sido elaborada por la agencia Lowe, Lintas & Partner y pretende que los ciudadanos entiendan 'que la vía pública es un bien común a compartir con otros', especialmente aquéllos que puedan encontrarse en una situación de debilidad: ciclistas, niños, el conductor que duda, el novato al volante o el automovilista o peatón anciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de marzo de 2002