Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid sufre las mayores retenciones de tráfico en la Operación Salida

Cuatro muertos al chocar un camión y dos turismos en Cataluña

Las salidas de Madrid sufrieron ayer las mayores retenciones de tráfico de la segunda jornada de la Operación Salida, con motivo de las vacaciones de Semana Santa. Las carreteras que unen la capital con Extremadura (N-V) y el norte de la Península (N-I) soportaron por la mañana varios kilómetros de tráfico lento con paradas. Esta noche se esperan nuevas retenciones entre las seis de la tarde y las doce de la noche.

La N-I registraba a las 13.30 de ayer unos 10 kilómetros de retenciones a la altura de Alcobendas (Madrid) en dirección salida.También hubo problemas en la N-V, con dos kilómetros de tráfico lento a su paso por las localidades de Alcorcón y Móstoles; y seis en Navalcarnero, aunque en este caso de entrada a Madrid.

Otras carreteras madrileñas con tráfico lento fueron la N-401 (Madrid-Toledo) a la altura de Getafe y la N-IV (Madrid-Andalucía), en la que los vehículos estaban parados ya desde la vía de circunvalación de la capital, M-40.

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad para las vacaciones de Semana Santa, cuando se prevé el desplazamiento de 22 millones de vehículos; aunque el grueso de las salidas no se producirá hasta el próximo miércoles. Esta noche volverán a llenarse las carreteras, sobre todo entre las seis de la tarde y las doce de la noche, y se dará por finalizada la primera fase de la Operación Salida.

La afluencia de coches en las carreteras provocó varios accidentes. Sobre las seis de la mañana de ayer fallecieron dos hombres de 26 y 23 años, cuando su vehículo se salió de la carretera por la que circulaban, a la altura de Puxín (Ourense).

En Alicante, otro hombre de 30 años murió tras colisionar su automóvil con un camión en el cruce de la avenida Dénia con el hogar provincial de la capital alicantina. El conductor del camión resultó ileso.

Otro accidente, que se produjo cerca de Badajoz, provocó la muerte de una mujer y heridas graves a su marido y su hijo de ocho años, todos ellos de nacionalidad portuguesa. El turismo en que viajaban se salió, sobre las ocho de la mañana, de la vía y cayó por un terraplén.

En Cataluña perdieron las vida cuatro personas en el accidente más grave ocurrido en esta comunidad, en el que también hubo cinco heridos, uno de ellos muy grave. Tres de las víctimas murieron en el lugar del siniestro y una cuarta persona, un niño de 11 años, falleció mientras era intervenido quirúrgicamente.

El accidente ocurrió poco antes de las ocho de la noche del pasado viernes en en el término municipal de Cercs (Berguedà), un punto negro de esta carretera que une Barcelona con los Pirineos. El siniestro se originó al colisionar un camión con remolque cargado de cemento y dos turismos, según los Mossos d'Esquadra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de marzo de 2002