Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caprabo pacta la compra del 64% de su rival Enaco tras subir el precio

De la hostilidad al abrazo. La cadena de distribución catalana Caprabo ha llegado a un acuerdo con las familias fundadoras de su rival Enaco para comprarles el 64,15% del capital de la empresa. El acuerdo se produce tras nueve días de conversaciones contra reloj. El pasado 12 de marzo, los accionistas de Enaco habían calificado de 'no amistosa' la oferta pública de adquisición (OPA), pero han acabado aceptando la oferta después de que Caprabo se haya comprometido a pagar 7,67 euros por cada acción de Enaco, que cotiza en Bolsa.

Este precio supone mejorar la oferta inicial de 6,75 euros por título en un 13,6%. Caprabo desiste de su pretensión inicial de hacerse al menos con el 80% de Enaco. Ahora que se conforma con alcanzar una participación mínima en Enaco del 64,15%. Tras conocerse el acuerdo, las acciones de Enaco subieron ayer un 8,88%, hasta los 7,60 euros, por debajo del precio que paga Caprabo.

Los accionistas que venden a Caprabo son las familias Guillén Polo, Gómez Pérez (integrada en Goro, SA) y Vallet Pérez, que forman parte del consejo de administración. Caprabo ya tenía el compromiso de venta del grupo Miquel Alimentació, propietario del 12,53% de Enaco, por lo que se asegura el control del 76,6% de su rival. Con esta compra, Caprabo, propiedad de las familias Carbó, Botet y Elias, da un salto de tamaño del 20%. Caprabo ingresó el año pasado 1.576,6 millones de euros, y Enaco, 317,7.

Enaco tiene la mayor parte de sus tiendas en Castellón, Valencia y Murcia. Es propietaria de las cadenas de supermercados Amica y Cash-IFA, esta última de venta a mayoristas, y de las franquicias Superbravo y Comprin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de marzo de 2002