Asesinado a tiros en Colombia un arzobispo que acusó a políticos de recibir dinero de la droga

Dos pistoleros asesinaron a quemarropa el sábado por la noche (madrugada de ayer en España) al arzobispo de Cali, Isaías Duarte, un prelado que se había distinguido por sus denuncias de las conexiones del narcotráfico con la política colombiana. El arzobispo también se había convertido en un fustigador de la violencia de la guerrilla. Duarte fue acribillado a tiros a la salida de un iglesia después de celebrar un matrimonio múltiple.

El presidente de Colombia, Andrés Pastrana, apuntó al narcotráfico como posible responsable del asesinato, mientras que el Papa exhortó a los colombianos a resolver la violencia por la vía del diálogo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de marzo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50