Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LOS COCHES YA CIRCULAN POR LA M-45

La nueva autovía servirá diariamente a 100.000 vehículos y conectará seis municipios

A las cuatro de la tarde de ayer empezaron a circular por la autovía M-45 los primeros coches. Horas antes, el príncipe Felipe de Borbón ya había inaugurado los 37 kilómetros por los que circularán al día 100.000 coches, y que podrán utilizar los más de un millón de habitantes a los que llega el trazado. La M-45 discurre por San Fernando, Rivas-Vaciamadrid, Coslada, Getafe, Leganés y los distritos madrileños de Vicálvaro, Vallecas, Villaverde y Carabanchel. Durante la inauguración, el Príncipe de Asturias destacó el 'gran beneficio' que supondrá para los ciudadanos esta nueva carretera.

Los técnicos de la Comunidad de Madrid prevén que se tardará una media hora en recorrer los 37 kilómetros de la nueva autovía. La carretera conectará con las N-II, N-III, N-IV, N-V, N-401 y M-40, y pasa por cinco poblaciones de la región y por cuatro distritos de la capital.

El Príncipe de Asturias inauguró la nueva carretera en Leganés descubriendo una placa situada en un monolito donde se deja constancia de la fecha de apertura de la M-45. Don Felipe recorrió después parte del trazado en un autobús. 'Es enormemente satisfactorio haber conocido el desarrollo de unas obras y poder ver su resultado final', afirmó el Príncipe, que ya el año pasado, durante su visita oficial a la Comunidad de Madrid, pudo ver cómo marchaban los trabajos. El trazado de la autovía y los nuevos barrios que se levantan en las afueras fueron las actuaciones que más le interesaron.

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, y los alcaldes de las localidades por las que pasa la M-45 también acompañaron al anfitrión del acto, el presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón. La alcaldesa de San Fernando, Montserrat Muñoz (IU), aprovechó la ocasión para pedir 'una solución para la N-II y mejoras en el transporte colectivo'. La autovía salva los ríos Manzanares y Jarama y atraviesa las vías los trenes AVE a Sevilla y Barcelona. Conectará con las futuras radiales R-3, R-4 y R-5, que acomete el Ministerio de Fomento, y con los desarrollos urbanísticos que se están construyendo según el Plan de Actuación Urbana.

Las obras de la M-45 han durado tres años y han costado 526 millones de euros. La construcción de esta carretera se financiará por el sistema de peaje en la sombra: las seis empresas adjudicatarias de los trabajos han corrido con todos los gastos y, a cambio, recibirán un canon que pagará el Gobierno regional y cuyo monto estará en función del número de vehículos que circulen cada día. Ese número será calculado gracias a unos sensores colocados en la calzada para contabilizar los coches. Existirán dos tarifas: una para vehículos ligeros y otra para vehículos pesados.

Además, las empresas deberán pagar un sobrecoste si, por culpa de defectos en la carretera, se incrementan los accidentes. Los técnicos del Gobierno regional llevarán a cabo cada seis meses inspecciones sobre el terreno. Si la calzada tiene baches o impide la correcta circulación de los vehículos, la empresa que se haya encargado de ejecutar el tramo en cuestión deberá pagar los costes de las reparaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de marzo de 2002