El Gobierno catalán toma hoy el control de la gestión de L'Aliança

Miquel Argenté y Enric Mangas, de Sanidad y Economía, recompondrán el equipo directivo

L'Aliança, principal mutua de previsión social de Cataluña, quedará hoy intervenida por el Gobierno catalán, que en consecuencia apartará del poder a la actual dirección, encabezada por Ramon Carranza, y pasará a controlar la gestión. El Ejecutivo de Jordi Pujol ya ha decidido qué personas van a llevar las riendas de la entidad: Miquel Argenté, director del área de Recursos Económicos del Servicio Catalán de la Salud (SCS), y Enric Mangas i Monge, director general del Régimen Económico de la Seguridad Social.

La intervención de L'Aliança, a la que dio luz verde el pasado martes el Gobierno catalán, se decidió tras una reunión celebrada ese mismo día por representantes del Departamento de Sanidad, que detectó las anomalías en la facturación que desencadenaron una inspección extraordinaria a principios del pasado mes de febrero, y del Departamento de Economía, que ha llevado la voz cantante en las investigaciones.

Mangas y Argenté serán los encargados de recomponer un equipo en el que, además de Carranza, destacan Susanna Martín, presidenta del Consejo de Administración de L'Aliança, y Xavier Caufapé, presidente de CARSA, la sociedad que agrupa los hospitales de la mutua. Desde que la Generalitat decidió la intervención, la dirección de L'Aliança ha cambiado su estrategia de presencia continuada en los medios de comunciación por un repliegue en el mutismo.

La intervención de L'Aliança se produce poco más de un mes después de la apertura de la investigación, que según fuentes de Sanidad no ha contado con toda la cooperación por parte de la mutua. Un dato que ésta no le ha facilitado es la lista completa de los socios de L'Aliança (más de 200.000), necesaria para cotejar las irregularidades en las facturas entregadas al SCS.

El sindicato Agrupación de Médicos y Enfermeras de Cataluña (AMIC), que apoya el relevo del equipo directivo, ha pedido, además, saber qué cobra éste, qué paga a sus asesores jurídicos, a cuánto ascienden sus dietas y los gastos de representación.

Por su parte, la diputada de ICV Dolors Comas pidió ayer al consejero de Sanidad, Eduard Rius, la convocatoria de una reunión urgente para que explique a los grupos parlamentarios los motivos de la intervención.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS