Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Puntualización

Al dar cuenta uno de sus colaboradores en el número de 1 de marzo del lamentable - y hasta ahora no suficientemente explicado por el Gobierno- incidente de la falsa información sobre el viaje a Tánger del ex presidente González, se incurre en una inexactitud que conviene, tal vez, corregir.

Tras señalar que en 1980 fue objeto de una querella criminal, interpuesta, entre otros, por Felipe González, se añade: 'Cuando en 1982 el PSOE llegó al poder, Arias Salgado fue destituido como embajador en Londres y ocupó puestos secundarios hasta 1985'.

Arias Salgado no fue destituido, sino que él mismo me comunicó telefónicamente que se encontraría más cómodo en otro puesto. En mi obra en que recojo el desarrollo de mi gestión en Exteriores (España en su sitio, Barcelona, Plaza y Janés 1990), concretamente en las páginas 26 y 70, narro la iniciativa de Arias Salgado al solicitar el cambio. Concluyo que él, ejerciendo su juicio, 'dio entonces pruebas de escrúpulo y conciencia profesional', lo que naturalmente agradecí. Añado que él y otros dos compañeros que me solicitaron ser relevados 'han ocupado a satisfacción otras misiones y desarrollado normalmente sus carreras'.

En cuanto al puesto para el que fue designado Arias Salgado en 1982, la Asesoría Jurídica Internacional, no era considerado ni por él ni naturalmente por la dirección del ministerio como secundario, sino como importante para la gestión de nuestros asuntos exteriores.

En su edición del 2 de marzo se completa la información precisando que la querella interpuesta en 1980 fue sobreseída, así como que 'los gobiernos socialistas le nombraron más tarde embajador en Túnez y Suiza'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de marzo de 2002