Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor acusa a Jáuregui de recuperar los pactos entre el PSE y el PNV

El dirigente del PP califica de 'humo' los acuerdos de Vitoria

El presidente del Grupo Popular en la Cámara vasca, Jaime Mayor, acusó ayer al presidente de la gestora del PSE, Ramón Jáuregui, de 'pactar con el PNV' como en la época de la Autovía de Leizarán, en alusión al acuerdo al que llegaron en 1992 socialistas y peneuvistas para cambiar el trazado de la autovía que une Navarra con Guipúzcoa bajo la 'presión' de ETA. Mayor calificó de 'humo' y de 'retórica estéril' los resultados de la reunión auspiciada por el lehendakari el pasado viernes para la seguridad de los ediles.

Sobre los movimientos que se detectan en el socialismo vasco en relación con las iniciativas del PNV y de Juan José Ibarretxe, el ex ministro del Interior aseguró que Jáuregui 'lleva adelante la misma política que a principios de la década de los 90: la política de la autovía de Leizarán, o sea, pactar PNV-PSOE y de paso el PNV pacta con Batasuna en otra instancia'. Socialistas y peneuvistas acordaron la modificación del trazado de la citada autovía, que se había convertido en un objetivo prioritario de ETA, el 22 de abril de 1992. El PP ya entonces les acusó de 'ceder' ante el terror.

Mayor indicó que no aprecia ningún cambio de calado en la estrategia de los nacionalistas. Y está persuadido de que, pese al 'humo' actual y al 'bla, bla, bla' propiciado por la iniciativa del lehendakari, el PNV de Xabier Arzalluz sigue en la misma estrategia, en un Lizarra a plazos y, en realidad, los cambios 'superficiales' sólo buscan 'dividir al PP y al PSOE'. Mayor interpreta que el PNV ve 'que algo cambia en Batasuna' y los socialistas 'ven cambios en el PNV para justificar sus cambios'.

Ilegalizar a Batasuna

Pese a todo, Mayor anunció que no se va a 'obsesionar con los movimientos tácticos de los socialistas'. Y dejó claro que el debate con mayúsculas que se va a producir en los próximos meses tiene que ver con la 'iniciativa del Gobierno' de ilegalizar a Batasuna, algo que, a su juicio, va a tener 'consecuencias en el mundo del nacionalismo y en el de ETA'. Lo demás es puro 'espejismo', 'voluntarismo', 'realidad virtual', 'humo', 'retórica estéril...', subrayó.

El PP vasco, que al igual que los socialistas, anunció ayer que no acudirá al acto organizado por Eudel (asociación de municipios vascos) para hoy en Gernika en solidaridad con los ediles amenazados, adelantó los tres actos políticos que marcarán su actividad en los próximos meses. Por una lado, presentarán un decálogo el 9 de marzo sobre el pacto local vasco, algo 'trascendental' para el PP. Las otras dos iniciativas serán una referida a la 'alternativa del PP al gobierno de los nacionalistas' y otra en favor de la libertad.

Preguntado sobre el hecho de que el PSOE se haya apuntado al debate -abierto con unas declaraciones de Arzalluz sobre unos supuestos intereses de la 'familia de Mayor Oreja' en sociedades de seguridad privada- del peso que han adquirido las empresas de seguridad privada al calor del Gobierno de Aznar y determinados 'sectores circundantes del PP', Mayor dijo que los socialistas 'sólo han amagado'. Y aseguró estar 'contando los días para que se abra una investigación en este asunto'. Arzalluz tiene pendiente un acto de conciliación en un juzgado con Mayor en el que éste le ha exigido que retire sus 'calumnias'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 2002