Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trillo dice que los chalecos sin antiinfrarrojos no suponen riesgo para los soldados

El ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa, aseguró ayer en el Senado que la falta de protección IR contra equipos de visión infrarroja en los chalecos que llevan los soldados españoles desplegados en Afganistán no supone ningún riesgo añadido, más allá del que comparten con las tropas de los demás países.

En respuesta al senador socialista José Carracao, el ministro aseguró que la protección IR sólo es efectiva frente a equipos de visión nocturna ya en desuso y que los requisitos de la OTAN sólo obligan a emplear este sistema cuando la prenda sea monocolor y no mimetizada, como es el caso. No obstante, reconoció que en un posterior concurso se exigió que los portaequipos fuesen de poliamida tratada con IR, lo que antes no era técnicamente posible, según aseguró.

El senador le pidió que 'no entierre' la investigación sobre si hubo tráfico de influencias en la adjudiciación del concurso, debido a las vinculaciones familiares de un cargo militar con la empresa ganadora, y el ministro se comprometió a hacer públicos los resultados cuando concluya.

Actualmente hay 245 militares españoles en Afganistán y a final de mes podrían llegar a 383, que será la cifra definitiva del contingente aportado a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, desplegada en Kabul bajo mando británio.

Trillo-Figueroa confirmó en el Senado que los cuatro helicópteros de transporte Superpuma, inicialmente previstos para esta misión de paz, han sido requeridos por EE UU para la Operación Libertad Duradera, de persecución de los restos de la red terrorista de Bin Laden, y el Consejo de Ministros podría decidir mañana su adscripción a la misma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 2002