Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Soluciones para los trabajadores de Lear

Mollerussa (Pla d'Urgell)

Quiero una solución a mi problema. Un problema no sólo laboral, sino que ahora se ha convertido en el seno de mi familia en un problema económico y, en última instancia, incluso personal. Llevo más de 10 años trabajando en la empresa Lear Corporation de Cervera (Segarra) y ahora me comunican tanto a mí como a mis compañeros que para el próximo mes de junio 'nos busquemos la vida', sin más explicaciones.

¿Qué le digo a mi familia? ¿Que a partir del próximo junio no trabajaré y punto? ¿Que no sé si volveré a trabajar, que no me han dado ninguna explicación y, claro, tampoco ninguna solución? ¿Qué le digo a mi marido? ¿Que de los gastos que hasta ahora sufragábamos los dos (hipoteca del piso, préstamos, gastos de los niños...) ahora deberá hacerse cargo él solo? Porque yo ¡no sé nada de nada!

Póngase en mi situación. Exijo una solución al Ayuntamiento de Cervera y a la Generalitat.

Las administraciones local y autonómica pusieron al alcance de esta multinacional todas las facilidades para que se instalara en Cervera, cuando al fin y al cabo, todos sabemos que los beneficios de esta empresa no repercuten en nuestro territorio, sino que, para más risa, los mismos se van al extranjero. Exijo que ahora encuentren y pongan a nuestro alcance, trabajadores de Lear, todas las facilidades que hace más de 15 años encontraron y pusieron para la multinacional. Al fin y al cabo somos gente de las comarcas de Lleida y deben cuidar de nosotros, pues nuestro bienestar repercutirá de forma inequívoca en la propia localidad.

Soy joven, tengo 35 años, me considero una persona con posibilidades en el mundo laboral, no puedo resignarme ni voy a quedarme en casa. Por tanto, pido a la Generalitat que busque soluciones para que esto no me suceda a mí ni a mis compañeros de trabajo.

Me he sentido humillada, estafada y esto exige más responsabilidades por parte de las administraciones competentes, que deben resarcir sin más demora ni reuniones vacías de contenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de febrero de 2002