Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares impondrá por ley la paridad de sexos en las elecciones autonómicas

El PP califica de 'impresentable' la iniciativa del socialista Antich

Baleares puede convertirse en la primera comunidad autónoma en implantar la igualdad de sexos en las listas de las próximas elecciones autonómicas -lo que supondría que en todas las candidaturas tendría que haber el mismo número de hombres y mujeres- si prospera una iniciativa en este sentido del Gobierno que preside el socialista Francesc Antich. La oposición del PP ha descalificado la propuesta del Ejecutivo insular a través de su portavoz, José María González Ortea, que la tilda de 'impresentable'.

El Parlamento de Baleares ya ha iniciado la tramitación de la reforma de la ley electoral siguiendo el modelo francés. La paridad de sexos en las listas autonómicas entraría en vigor en los próximos comicios, previstos para 2003. Antich anunció que dispondrá de los votos necesarios en el Parlamento balear para sacar adelante esta reforma. 'A través de nuestra ley electoral, somos competentes para poder actuar en lo que es objetivo prioritario de nuestro Gobierno en relación con la igualdad de géneros y paridad', afirmó.

Antich destacó que un informe jurídico de su Gobierno ha avalado la reforma electoral que quiere impulsar el Pacto de Progreso en Baleares, y subrayó que existen precedentes en Francia, donde el Tribunal Constitucional dictó a favor de la obligatoriedad de imponer la paridad en unas elecciones para garantizar la presencia de las mujeres en las listas electorales.

El Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB) cuenta con seis diputadas de un total de 17. En el Ejecutivo balear -apoya-do por una coalición formada por el PSIB-PSOE, Unión Mallorquina (UM), Partit Socialista de Mallorca (PSM) y EU-Els Verds-, tres de las 12 consejerías están en manos de mujeres: Bienestar Social, Fernanda Caro; Salud, Aina Salom, y Medio Ambiente, Margalida Rosselló.

La primera comunidad

Para evitar que las mujeres puedan ser relegadas a los últimos puestos de las candidaturas, la ley obligaría a que en cada tramo de las listas se garantice la presencia del mismo número de hombres que de mujeres. Antich dijo: 'La paridad de sexos en política es un tema de Estado, y Baleares debe ser la primera comunidad que la ponga en marcha'.

El PP criticó la propuesta, calificándola de 'una parida impresentable del pacto de izquierdas que infravalora a la mujer', en palabras de su portavoz, José María González Ortea, quien añadió: 'Con esta iniciativa se está dudando de la capacidad de las mujeres para acceder a la política, donde deben estar los mejores, sean hombres o mujeres'. Para los conservadores, la iniciativa del Ejecutivo del socialista Antich supone 'un desdoro al sexo femenino al restarle mérito y capacidad para estar presente en la vida política por méritos propios'.

La presidenta del Consell de Mallorca, María Antonia Munar, por su parte, se abstuvo de opinar hasta trasladar esa cuestión a su partido 'para su debate'. Según Munar, con listas o sin listas, el hecho de que ella sea la presidenta de UM es algo 'natural'. 'Hay argumentos a favor y en contra , pero lo que es incuestionable es que las mujeres han ganado protagonismo social en los últimos veinte años', señaló. Munar incluso ironizó con el tema al afirmar: 'La igualdad se conseguirá cuando en las listas electorales haya tantas mujeres inútiles como hombres inútiles hay en la actualidad'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002