Un grupo de farmacéuticos defiende el modelo mediterráneo

La Plataforma Andaluza en Defensa del Modelo Mediterráneo de Farmacia, que se reunió ayer en Málaga, insistió en la necesidad de que el medicamento se considere un 'bien esencial' y que 'no entre en las leyes de la libre competencia [en concreto, la venta en grandes superficies]' porque perjudica al ciudadano.

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Almería, Josefa Ortega, sostuvo ayer que la campaña de recogida de firmas para la proposición de ley de iniciativa popular sobre Principios Básicos de Ordenación del Medicamento había sido 'un éxito'.

Con esta campaña, promovida por el Colegio de Farmacéuticos de Valencia, se pretende mantener el actual sistema español.

El encuentro de ayer, al que han asistido sesenta representantes de Andalucía, Valencia y Murcia, es el primero que celebra la plataforma después de que la Junta Electoral Central haya certificado que la proposición de ley cuenta con el aval de las 500.000 firmas necesarias para su tramitación parlamentaria.

La plataforma pide que se tengan en cuenta las directivas de la Unión Europea, que califican al medicamento como bien esencial de interés universal y no como un mero producto de consumo, y que tanto el uso racional del medicamento como la atención farmacéutica estén a cargo del boticario, siempre con criterios sanitarios y no económicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de febrero de 2002.