Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Palacio representará al Gobierno español en la Convención europea

Alemania y otros cuatro países bloquean la designación del italiano Fini

La abogada y eurodiputada española del PP Ana Palacio ha sido designada por el Gobierno de José María Aznar como su representante en la Convención que diseñará el futuro de la UE. Varios países, entre ellos Alemania, han bloqueado el nombramiento de Gianfranco Fini, número dos del Gobierno italiano, por considerar que ya hay un italiano en esta asamblea de más de un centenar de notables. Para Berlusconi, si hay que escoger entre los dos, ocupará el puesto Fini, líder de la posfascista Alianza Nacional.

La elección de Ana Palacio por parte del Gobierno español rompe con el perfil elegido hasta ahora por el resto de los países: personalidades de larga trayectoria política. Palacio no ha desarrollado labores políticas en España y tendrá que medirse con figuras de primera línea. Europarlamentaria desde 1994 y presidenta de la Comisión de Libertades de la Eurocámara, su labor fundamental ha sido la abogacía. La diputada, que ayer puntualizó que su nombramiento no existe mientras no esté formalizado, formará parte del núcleo principal de la Convención, el presidium, encabezado por Valéry Giscard d'Estaing.

A un mes del inicio de esta plataforma -en la que estarán los Gobiernos, la Comisión, el Parlamento Europeo, los Parlamentos nacionales y los 13 países candidatos-, ya han estallado las luchas intestinas que cuestionan una vez más la imagen de la UE y anticipan un camino sembrado de espinos. Alemania, Holanda, Suecia, Dinamarca y Grecia han anunciado que discrepan con las pretensiones de Berlusconi de que en esta asamblea preparatoria de la futura Conferencia Intergubernamental estén dos italianos. 'O uno u otro, pero no los dos', dijo una fuente diplomática alemana, insinuando que la figura de Fini no satisface a muchos. Berlusconi ha anunciado que, si hay que elegir, su representante será el líder derechista. Il Cavaliere insiste en que no tiene inconveniente en que Amato forme parte del triunvirato de la Convención, pero no como representante de la coalición gobernante.

La otra polémica suscitada ha sido el sueldo pedido por Giscard. El ex mandatario francés, que cobra una pensión vitalicia como antiguo jefe de Estado, solicitó tener el mismo salario que el presidente de la Comisión Europea (17.000 euros mensuales netos), así como una residencia en Bruselas. Sus pretensiones han sido aceptadas sólo en parte. Percibirá, en concepto de 'indemnización de estancia', mil euros diarios sobre la base de 11 días de presencia al mes en Bruselas. Esta suma incluye la estancia de los dos guardaespaldas de que dispone como ex presidente. Los dos vicepresidentes de la Convención, antiguos primeros ministros, también recibirán una compensación. El socialista italiano Giuliano Amato (siempre y cuando conserve el cargo) tendrá 750 euros diarios de estancia en Bruselas, y el democristiano belga Jean-Luc Dehaene, que vive en un pueblo próximo a la capital, 200.

'Me produce cierta tristeza que la atención sobre la Convención se esté centrando en temas marginales', dijo ayer desde Madrid Ana Palacio. 'La Convención no va a decidir nada, pero indudablemente va a marcar la línea directriz del futuro de Europa, y es triste que nos centremos en estos asuntos mientras nos estamos jugando algo tan importante para la UE'.

Además de Giscard d'Estaing, Amato y Dehaene, se sabe que formarán parte del presidium los comisarios europeos António Vitorino y Michel Barnier. Del Parlamento Europeo estarán el español del PP Íñigo Méndez de Vigo y el socialista alemán Klaus Hänsch. Los tres Gobiernos que presiden y presidirán la UE en esta etapa (España, Dinamarca y Grecia) también estarán en el órgano ejecutivo. Además de Palacio por España, Dinamarca tiene ya confirmado el nombramiento del liberal Henning Christophersen, ex ministro de Exteriores y ex vicepresidente de la Comisión Europea, mientras que por Grecia es probable que esté el presidente del Centro Helénico de Estudios Europeos, Panaiotis Ioakeimidis. Otros componentes destacados de la plataforma, aunque no del presidium, son los secretarios de Estado para Asuntos Europeos Pierre Moscovici (Francia) y Peter Haine, así como Jacques Santer, el ex primer ministro luxemburgués y ex presidente de la Comisión Europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002