Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez del 'caso Gescartera' pide al Arzobispado de Valladolid las cuentas de 2001

La juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios, que instruye el caso Gescartera, reclamó ayer de nuevo al Arzobispado de Valladolid la contabilidad correspondiente al año 2001, según fuentes de la Audiencia Nacional.

En ese año, el arzobispado invirtió 25 millones de pesetas (150.000 euros) en Gescartera que no recuperó tras la intervención de la agencia de valores.

La magistrada, sin embargo, no ha vuelto a reclamar las cuentas de 2000, año en el que, según las declaraciones del ecónomo de la institución, Enrique Peralta, el Arzobispado de Valladolid no realizó inversión alguna en la agencia de valores de Antonio Camacho.

La juez no ha estimado el recurso de reforma planteado por el arzobispado, que sostenía que el requerimiento de la contabilidad podría vulnerar el Concordato con la Santa Sede.

Desfase

El teniente fiscal Anticorrupción, Luis López Sanz, había instado a la magistrada para que reclamase de nuevo las cuentas, pues, a su entender, de los documentos entregados por el arzobispado hasta el momento, se desprende una inversión a través de Gescartera que supera en unos 600.000 euros (alrededor de 100 millones de pesetas) a la que oficialmente reconoció el ecónomo.

El ecónomo Peralta declaró el 2 de octubre de 2001 que el arzobispado invirtió 1.100 millones de pesetas (6,61 millones de euros) entre marzo de 1996 y enero de 1999 en Gescartera, que procedían de letras del tesoro que se amortizaban y de la venta de alguna finca procedente de alguna herencia. Tras retirar la inversión, sólo en 2001 volvió a invertir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002