Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Cataluña, un paraíso idílico

Vivo en el barrio de Gràcia, y la semana pasada, en 72 horas, sufrimos tres apagones de luz: uno el jueves y dos el mismo domingo. ¿Es ésta la Cataluña de progreso que nos vende Jordi Pujol? En lugar de fantasmear por California con los avances tecnológicos de nuestro país, es mejor que antes se solucionen problemas más terrenales. ¿De qué nos servirá un acelerador de partículas si en pleno siglo XXI tenemos más cortes de luz que hace 40 años?

Más que denunciar a las compañías eléctricas, hay que criticar al Gobierno, que tolera la ineficacia de éstas. Es el mismo Gobierno que no hace nada por evitar los vertidos incontrolados en los ríos, el aumento del paro, las epidemias de peste porcina que acabamos pagando los consumidores, los 'errores' policiales de tinte racista y un largo etcétera de asuntos.

Además de todo lo dicho, ese mismo Gobierno tiene el cinismo de iniciar una campaña electoral encubierta para lanzar a un líder que perpetúe el 'perfecto' modelo de este 'idílico paraíso' en el que todo va bien, conocido como Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002