Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quiere llevar antes al Senado que al Congreso las leyes autonómicas

La Cámara Alta tendrá un 'banco verde' para presidentes de comunidades

El plan del PP para la reforma del Senado propone la lectura previa en la Cámara Alta de las leyes de contenido autonómico; la potenciación de los debates, con periodicidad semestral, sobre los grandes servicios descentralizados, y la creación de los grupos territoriales en la Cámara. El responsable autonómico del PP y portavoz del mismo partido en el Senado, Esteban González Pons, autor de la propuesta, pretende agotar 'todas las posibilidades de territorializar' el Senado, con el único límite de la reforma de la Constitución.

MÁS INFORMACIÓN

'Sin cambiar la composición del Senado, que requeriría una reforma constitucional a la que mi partido se opone, existen otras posibilidades sin explorar para territorializar la Cámara Alta por la vía de la reforma reglamentaria o la del simple uso parlamentario', señala González Pons.

El portavoz del PP en el Senado está dispuesto a abrir conversaciones con el PSOE para elaborar una reforma reglamentaria que permita la lectura previa en la Cámara Alta de las leyes de contenido autonómico. 'La tramitación parlamentaria tendría que iniciarse en el Congreso, pues de lo contrario habría que promover una reforma constitucional. Pero puede haber un debate previo en el Senado que sirviese a los grupos parlamentarios para fijar posición sobre las leyes cuyo contenido autonómico afecte a los territorios'.

La reforma reglamentaria se completaría, según González Pons, con la creación de una conferencia de presidentes autonómicos en el Senado, el llamado banco verde, que permitiría su asistencia a los debates territoriales con voz, pero sin voto, y la regulación de los debates sobre el Estado de las autonomías, con la celebración de dos por legislatura. El último que se celebró fue en marzo de 1997.

No obstante, González Pons propone explorar también la territorialización del Senado -que pase por el mismo todo lo relacionado con las autonomías- por la vía de los usos parlamentarios. 'Ya hemos puesto en marcha algunas iniciativas en el anterior periodo de sesiones y tratamos de profundizar en ellas', apunta el portavoz del PP en la Cámara Alta.

La novedad más significativa ha sido la presentación de los proyectos territoriales del Gobierno en la Comisión General de Comunidades Autónomas en este último periodo de sesiones.

Esta nueva experiencia, iniciada el pasado octubre, ha permitido que el Senado debata los grandes proyectos territoriales con la participación de los ministros implicados: el de Educación, en el caso de la Ley de Ordenación Universitaria; del ministro de Hacienda, con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la financiación autonómica; y el ministro de Administraciones Públicas, con la Ley de Cooperación.

Otra iniciativa que ha puesto en marcha el PP es la creación de los 'grupos territoriales' por comunidades autónomas. Con la creación, la semana pasada, del grupo territorial vasco, el PP lleva constituidos ya diez grupos, correspondientes a otras tantas comunidades autónomas..

Las atribuciones de los grupos territoriales, autorizadas por el actual Reglamento del Senado permiten desde la presentación de escritos en la Cámara a la participación en los debates como grupo propio: 'Una participación activa de los grupos territoriales en los debates vitalizará la Cámara Alta de manera que puede obligar al Gobierno a negociar durante la tramitación de leyes. Y esto sin necesidad de una reforma reglamentaria', señala el portavoz del PP.

González Pons completa este paquete de iniciativas, por la vía de los usos parlamentarios, con la celebración de debates semestrales con la presencia de los ministros territoriales, sobre los principales servicios descentralizados: los de Sanidad, Educación y Servicios Sociales.

'Ahora que los grandes procesos de descentralización ya se han realizado, el Senado debe ser el foro adecuado para que se debata sobre la situación general y el grado de calidad de los servicios descentralizados', añade González Pons.

El portavoz del PP en el Senado estima que el PSOE 'debe entrar en este debate', y le reta a ello: 'Si no lo hace es porque, más que desear que el Senado sea una Cámara territorial, su estrategia sería la de utilizar la reforma del Senado para cambiar la composición del Estado autonómico por la de un Estado federal, a través de una reforma constitucional', argumenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2002