Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex consejero Jaume Roma se incorpora al consejo de administración del Hospital General

El centro contratará facultativos de 'renombre y prestigio' y buscará un vínculo con la UAB

Seis meses después de la polémica adjudicación del Hospital General de Cataluña a la empresa Catalana de Diagnósticos y Cirugía, el centro hospitalario ya ha nombrado al nuevo consejo de administración, en el que destaca la presencia del ex consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat Jaume Roma. Actualmente desvinculado de la política activa, Roma trabaja en un despacho propio como economista especializado en consultoría de hospitales, profesión a la que se dedica desde su dimisión como consejero, en 1995, tras ser acusado de favoritismo en la adjudicación de obras, una acusación de la que finalmente fue exonerado por la justicia.

El nombramiento de Roma como miembro del consejo de administración del Hospital General de Cataluña obedece, según fuentes del centro, a sus reconocidas dotes de buen gestor y a su conocimiento del mundo de la sanidad, ya que antes de ser nombrado consejero de Política Territorial había asumido diversos cargos en el Departamento de Sanidad, entre ellos el de director del área de Recursos Económicos del Servicio Catalán de la Salud. Fuentes hospitalarias apuntan también que Roma se ha ganado el cargo tras haber realizado, por encargo de Catalana de Diagnóstico y Cirugía, el estudio de viabilidad del Hospital. En base a este informe, la empresa decidió pugnar por el centro sanitario con otro candidato, Mútua de Terrassa, el pasado mes de julio. Su oferta fue la ganadora en un proceso de adjudicación que resultó polémico por la denuncia de los trabajadores de las supuestas presiones de la Generalitat para que el hospital se lo quedara Mútua de Terrassa, que representaba a intereses de inversores vinculados a CDC.

En el nuevo consejo de administración del hospital se ha incorporado también a Carlos Colomer, uno de los principales directivos de la sociedad CVC (Citibank Venture Capital), un fondo inversor que es accionista de Catalana de Diagnóstico y Cirugía. Víctor Madera (consejero delegado de Ibérica de Diagnóstico y Cirugía, de la que es filial la empresa adjudicataria), Javier de Jaime, Joaquín Pereira, Ignacio Cobo y Fernando Largo completan el nuevo consejo de Administración del centro hospitalario. De entre los consejeros, sólo Roma y Colomer están 'vinculados a la sociedad catalana', según fuentes del hospital, que añadieron que el objetivo es ampliar el consejo de administración con otros miembros del mismo perfil. La vinculación con la Universidad Autónoma de Barcelona es, en este sentido, uno de los propósitos del hospital, cuyo gerente es Antonio Balugo.

Con el propósito de 'consolidarse como un hospital de referencia, de alto nivel tecnológico, con un servicio de calidad y muy arraigado a Cataluña', el centro contratará a facultativos de 'renombre y prestigio'. Con una plantilla de 650 trabajadores y una capacidad de 270 camas, este gran hospital situado en Sant Cugat del Vallès tiene también entre sus objetivos convertirse en centro hospitalario docente donde los futuros médicos puedan realizar el MIR.

Ibérica de Diagnóstico y Cirugía, que cuenta con 12 hospitales en España, quiere convertir el de Sant Cugat en su 'buque insignia'. Tras adjudicarse este centro sanitario, la filial catalana de la empresa, Catalana de Diagnóstico y Cirugía, se comprometió a invertir 6.800 millones de pesetas en seis años, en la compra de material de alta tecnología y modernización de las instalaciones, en las que no se habían hecho obras desde hacía muchos años, ya que el centro se encontraba en quiebra voluntaria con deudas que ascendían a 17.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2002