Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

La modernización de la Sanidad

Al hilo del artículo propagandístico que publicó hace unos días el portavoz de Salud del grupo socialista en el Parlamento autonómico, les voy a comentar un par de anécdotas que vienen a mostrar el 'trabajo modernizador' que ha desarrollado el Partido Socialista en el servicio sanitario.

La primera historia tiene como protagonista a un familiar que, tras varios cólicos nefríticos con terribles dolores, obtuvo una cita para la especialidad en urología para dentro de cinco meses. Las esperas de seis o siete horas en las urgencias del Hospital Regional de Málaga y el alucinante mundo de los centros de salud, donde el usuario puede tener problemas graves para que su médico de cabecera le atienda de un día para otro, previa visita para obtener cita (los teléfonos no funcionan o siempre comunican), le han llevado a contratar un seguro privado de salud.

Supongo que también será un rasgo muy moderno tener que esperar hasta el próximo junio (seis meses) para que realicen un electrocardiograma a un niño que ha sufrido en los últimos meses varios cuadros de convulsiones sobre los que el pediatra no puede pronunciarse sin el correspondiente análisis. Por supuesto, los padres de este niño, votantes socialistas, van camino ya de solucionar la cuestión previo pago del análisis y la consulta en la sanidad privada, lo que va a provocar una reducción del número de votos del PSOE en las próximas elecciones.

Yo les podría contar más de 10 historias como las anteriores, con la conclusión general de que las clases medias hace tiempo que renunciaron al uso de un Servicio Andaluz de Salud que les condena a la preocupación y al dolor (esos son los efectos de la espera sanitaria). No hay más que visitar las urgencias de los hospitales públicos andaluces para comprender que se están convirtiendo en la última esperanza de los ciudadanos sin recursos que intentan obtener una vía de curación o un diagnóstico rápido.

Pero bueno, 20 años de Gobierno socialista no son nada y Manuel Chaves va a presentarse como candidato también en las próximas elecciones, sin ningún tipo de sonrojo, hasta completar un ciclo que alguno de sus corifeos reclama de otros 20 años. Ante la perspectiva de un Gobierno eterno para Andalucía, ¿no hay nadie en el PSOE con la suficiente honradez para darse cuenta de que los gestores actuales son un desastre?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de enero de 2002