Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV acusa a Sanidad de hinchar las cuentas del hospital de Alzira

La diputada socialista María José Mendoza acusó ayer a Sanidad de haber hinchado los ingresos del hospital de Alzira, a raíz de las cuentas hechas públicas por el informe de la Sindicatura de Comptes. El documento establece que la Consejería de Sanidad pagó al centro de la Ribera 1.994 millones de pesetas y que, de ellos, 975 millones se debieron a la facturación de pacientes atendidos por el hospital cuyos cuidados correspondían a otros centros de la red pública.

Para Mendoza, esta cifra está sobredimensionada desde Sanidad ya que, según documentación consultada por la propia diputada en la consejería, hasta 890 millones de los 975 corresponden, no a pacientes de otras áreas, sino habitantes de la comarca de la Ribera que no estaban incluídos en el censo. De acuerdo con el contrato administrativo que fija la gestión del centro, la unión de empresas que dirige el hospital ha de atender a los habitantes de la comarca por los que obtendrá una cuota anual de la consejería de algo más de 34.000 pesetas.

La diputada socialista también destacó que el gasto sin cobertura de 74.000 millones detectado por el Sindic en Sanidad muestra que el marco de financiación para salud es insuficiente y demuestra la 'descapitalización' que sufre la sanidad desde la llegada de Eduardo Zaplana al Consell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de diciembre de 2001