Lumen reedita el poemario 'Diáspora', de Cristina Peri Rossi

Reeditar un libro de poesía que se agotó hace años no es un fenómeno muy corriente. Esto es lo que ha hecho la editorial Lumen con Diáspora, el primer poemario que Cristina Peri Rossi escribió en Barcelona, recién llegada huyendo de la dictadura uruguaya. El exilio, pero también la emoción de quien sabe que tirará adelante, la ironía, el erotismo y el amor por la lengua y la literatura llenan el libro, que para muchos sigue siendo de absoluta actualidad.

Peri Rossi (Montevideo, 1941), en el acto de presentación del libro en Barcelona, recordó los momentos en que escribió el libro, sorprendida de encontrarse, explicó, con una 'gauche divine que, vista a través de los ojos de una recién llegada del Uruguay revolucionario, parecía excesivamente divine y muy poco gauche'. Aunque reconoció que se trataba de una burguesía que, a diferencia de la uruguaya, trabajaba. 'Algo nuevo para mí', afirmó.

Diáspora nació y se presentó al Premio Inventarios de Poesía, que obtuvo pero no llegó a cobrar, con el título de Como los argelinos en París. El título, explicó, reflejaba bastante la sensación del inmigrante y se refería a algo que vio en la capital francesa. La escritora observó cómo unos 'pijos parisienses' quitaban un zapato a un argelino mientras éste dormía y lo tiraban por la ventanilla del metro. 'Me sentía tan mal como estos argelinos', afirmó la escritora.

Lírica con humor

Sin embargo, continuó, el contenido de Diáspora no es precisamente 'lacrimógeno ni patético'. Cuando escribía el prólogo que encabeza la reedición se preguntaba el motivo de por qué le salió un libro 'lírico, irónico y con humor' cuando precisamente acababa de exiliarse.

Y dio dos respuestas. Una relacionada con la famosa sentencia de Adorno según la cual no es posible hacer poesía después de Auschwitz: 'Al principio, la frase me impresionó y estuve pensando en ella mucho tiempo. Pero con la llegada de la dictadura en Uruguay pensé que tenía que decirse al revés porque la poesía y el arte nos reconcilian con una parte de nosotros mismos, superan las contingencias de la vida cotidiana, superan fronteras de espacio y tiempo, y permiten confraternizar'.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

La segunda respuesta tiene que ver con un antiguo proyecto que Cristina Peri Rossi acarició con Julio Cortázar: hacer un listado de lo que un exiliado se lleva en la maleta en su viaje a un nuevo país. Y contó qué llevaba ella en la suya: 'Uruguay era un país con un alto nivel educativo, pero el papel era muy caro porque había que importarlo. Como escritora, necesito mucho papel cuando escribo, y más que el terror a la hoja en blanco tengo el síndrome del terror a no tener papel. Prescindiendo de abrigos, llené la maleta de papel'. Era, dijo, 'el terror a no poder escribir fuera de mi país'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS