El temporal cierra una decena de carreteras en el interior y corta la A-7 en Cambrils

La comunicación entre la Comunidad Valenciana y Cataluña quedó ayer suspendida tras cortarse anoche la autopista A-7 a la altura de Cambrils (Tarragona). El temporal de nieve también obligó a cortar decenas de carreteras en las comarcas del interior. El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana decretó la situación de emergencia 1 en la provincia de Castellón y Valencia y el estado de preemergencia en Alicante, ya que el temporal afectó a numerosas vías que o bien habían sido cortadas o requerían el uso de cadenas para circular por ellas.

En el caso de Valencia se cerraron las carreteras comarcales CV-649 en el municipio de Vallada; la CV-651 que enlaza los términos de Aielo de Malferit y Bocairent y la CV-590 entre el kilómetro 6 y el 19, que corresponde a las comarcas de La Vall d'Albaida y La Costera, todas ellas en zonas del interior de la provincia valenciana. A lo largo del día se ampliaron los cortes en las carreteras CV-590, desde el kilómetro 4 al 49, y, ya en La Canal de Navarrés, en la CV-589 entre los kilómetros 11 y 20.

Placas de hielo

Diversas carreteras de la provincia de Castellón presentaron peligrosas placas de hielo, por lo que tuvieron que intervenir las máquinas quitanieves para apartar la nieve acumulada en la calzada. La carretera que une las localidades castellonenses de Bejís y Sacanyet tenía nieve acumulada con un espesor de dos centímetros y los accesos a Vistabella y la carretera de Villahermosa a Lucena presentaba numerosas placas de hielo. Las nevadas en el interior fueron generalizadas y se recomendó el uso de cadenas en la CV-12 entre los municipios de Ares a Morella; en la CV-200 entre las poblaciones de Almedijar a Aín; en la CV-15 a la altura de Coll de Ares; y en la CV-190 en el Puerto del remolcador.

En el caso de Alicante, con situación de pre-emergencia, se recomendó el uso de cadenas en la CV-70 a la altura del término municipal de Confrides, entre el kilómetro 4 y 23; en la CV-81 en el municipio de Banyeres entre los kilómetros 3 y 30; en la CV-806 de Ibi entre el kilómetros 0 y el 18, y en la CV-700 en Planes, entre el kilómetro 27 y 37.

También se recomendó el uso de cadenas en esta provincia en el término municipal de Alcoy y en los kilómetros 765 al 792 de la N-340, a la altura de Xixona, así como en la carretera CV-794 entre Bocairent y Alcoy. Igualmente, hubo que circular con precauciones en el kilómetro 800 de la N-340 a la altura de Albaida; entre los kilómetros 99 y 108 de la N-330 en el término municipal de Ayora y entre los kilómetros 12 al 21 de la CV-81 entre Ontinyent y Villena.

La Generalitat Valenciana recomendó anoche a los ciudadanos que eviten circular por las carreteras o, en todo caso, que tuvieran especial prudencia, por el peligro de las placas de hielo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de diciembre de 2001.

Lo más visto en...

Top 50