Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Turismo especial

Una empresa gaditana diseña programas únicos para los visitantes

'Es como utilizar una paleta de colores para ofrecer al cliente, exactamente aquello que espera'. Así define su trabajo Rosa María Mayo, directora de la empresa de turismo activo C. C. I. (Congresos, Convenciones e Incentivos) con sede en El Puerto de Santa María (Cádiz). Desde el nacimiento de la compañía, en enero de 1999, su equipo se dedica a captar grupos, en su mayor parte de empresas, que pretenden compaginar un viaje de trabajo con ocio y, en algunos casos, terapias de grupo para mejorar el rendimiento de los empleados.

C. C. I. ha desarrollado un sistema cuyo resultado demuestra que en materia de turismo no todo estaba escrito. Los grupos, por lo general integrados por ejecutivos de empresas nacionales y extranjeras, se someten a un programa que les obliga a 'meterse' en la la cultura de los lugares que visitan. La empresa organiza actividades con el apoyo de actores contratados que hacen al cliente partícipe del lugar que visita. Por ejemplo, los viajes a las sierras de Grazalema o de Ronda no se limitan a un recorrido en autocar. Los turistas cabalgan por una ruta a lomos de un burro y tienen que parar en una granja para, con sus propias manos, obtener la comida del día.

Datos de Interes

Dirección Calle Larga, 28 11500 - El Puerto de Santa María (Cádiz) Tfn. (34) 956 85 40 55 Fax: (34) 956 86 07 78 e-mail: ccicadiz@teleline.es Empleos 12 fijos y 50 eventuales Producción Programas turísticos

'Es necesario satisfacer a los clientes. Nuestro lema es: siempre por delante, siempre con calidad'

Si el programa incluye una vista histórica a Jerez, los visitantes tienen que realizar un recorrido fotográfico por la ciudad para informar a un personaje que encarna a Alfonso X El Sabio sobre la situación de su reino. El grupo, separado en equipos, encuentra a personajes que hablan sobre su vida en la ciudad medieval. Cada equipo deberá redactar su informe y apoyarlo con reportajes fotográficos de realización propia. A la hora del almuerzo, en uno de los mejores restaurantes de la zona, los integrantes del grupo ponen en común sus experiencias y el rey elige al equipo vencedor.

El catálogo de actividades es interminable. C. C. I. ofrece juegos olímpicos en las playas, carreras controladas en el circuito de Jerez, romerías, suelta de vaquillas y otras actividades.

La empresa ha logrado ya desarrollar programas en seis provincias andaluzas y se ha sumado a una red de agencias similares establecidas en Londres, Paris y Bruselas, desde donde se gestiona la captación de clientes interesados en buscar en Andalucía un escenario singular para el desarrollo de sus convenciones.

Según Rosa Mayo, la actual crisis internacional beneficia al turismo andaluz porque 'muchos grupos de alto nivel que tenían programadas vistas a oriente han optado por Andalucía como alternativa segura'.

La empresa cuenta con una plantilla de 12 personas fijas y llega a contratar hasta medio centenar de actores o personal de apoyo para el desarrollo de sus programas, en especial cuando los participantes alcanzan el millar.

El coste de estas campañas no es bajo. 'La organización de programas para dos o tres grandes grupos nos puede salvar el año desde el punto de vista económico', Explica Rosa Mayo.

Además de la labor turística y de difusión cultural, la empresa de Mayo, en ocasiones, organiza actividades que persiguen el fomento de la competitividad o la colaboración entre los empleados de las firmas. En estos casos, el diseño de los programas se realiza con el apoyo de psicólogos de empresa que establecen los objetivos y valoran los medios.

Independientemente de estas actividades singulares, C. C. I. también se ocupa de las labores habituales de una agencia turística. Organización de convenciones, reservas de hotel y de viajes completan el campo de negocio de la compañía.

'El objetivo', dice Mayo 'es convertirnos en centro de referencia para este tipo de actividades en Andalucía'. La empresa ya cuenta con una delegación en Málaga que atiende la demanda de programas en la parte oriental de Andalucía. 'Para mantenernos a flote', añade la empresaria, 'es necesario satisfacer el alto nivel de exigencia de nuestros clientes. Nuestro lema es siempre por delante, siempre con calidad'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001