Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda pide que dimita García-Valdecasas por sus declaraciones sobre la Constitución

Las declaraciones de la delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, sobre los 'iluminados' que defienden la reforma de la Constitución suscitaron ayer la réplica de los partidos catalanes de izquierda y también de CiU. El PSC, ERC e IC-V han solicitado su dimisión, y en CiU se ha modulado la crítica por las palabras pronunciadas por García-Valdecasas en un acto celebrado anteayer en Barcelona para conmemorar el 23º aniversario de la Constitución. La delegada tachó de 'visionarios e iluminados' a quienes defienden la reforma de la Carta Magna, en alusión implícita al PSC, ERC e IC-V, que han elaborado una propuesta de autogobierno que incluye la reforma de este texto.

Duran sitúa la opinión de la delegada en un 'revival' del nacionalismo español

El PSC ha lamentado 'la ignorancia política' de la delegada y ha pedido al Gobierno que sea 'relevada' por otra persona 'más competente'. Según indicó el portavoz del PSC, Miquel Iceta, García-Valdecasas 'ya demostró su incompetencia como gestora al aplicar de forma incorrecta la Ley de Extranjería, al no facilitar los trámites que tienen que realizar los inmigrantes y también al no cubrir las vacantes policiales existentes'.

Más contundente fue la reacción de ERC, que anteayer se apresuró a pedir la dimisión de Julia García-Valdecasas por considerar, según su portavoz Joan Ridao, que sus palabras suponen 'una muestra de intolerancia y de carácter antidemocrático'. La juventudes de ERC (JERC) realizaron ayer concentraciones ante las sedes de la Delegación del Gobierno en Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona para expresar su desacuerdo con la Constitución y contra las palabras de García-Valdecasas. IC-V instó ayer al resto de las fuerzas de izquierda catalanas a crear un frente común para conseguir la dimisión de la delegada del Gobierno. El portavoz de IC-V, Joan Herrera, dijo: 'La dimisión de García-Valdecasas es imprescindible; no podemos tener como delegada del Gobierno a una persona que demuestra ser autoritaria y tener una falta total de sentido democrático'.

El secretario general de la federación CiU, Josep Antoni Duran Lleida, calificó de 'temerarias' y de 'grave irresponsabilidad política' las afirmaciones de la delegada del Gobierno, que ha enmarcado en un 'revival del nacionalismo español'.

En declaraciones a Efe, Duran afirmó que 'las declaraciones de la delegada son, sin duda, desafortunadísimas porque están en la línea de demonizar a los que quieren reformar la Constitución', y remachó que 'más allá del respeto a la persona, son declaraciones temerarias e irresponsables'

Frente a este alud de críticas, la propia delegada del Gobierno dijo que la Constitución 'es una ley de hoy y de mañana' y lamentó los 'insultos y descalificaciones personales recibidas por parte de algunos' por sus declaraciones sobre la Carta Magna.

García-Valdecasas dijo que la Constitución 'ha sido el eje y la garantía del proceso de modernización del país' y que el conjunto de los ciudadanos se identifican con ella. Para la delegada, la Carta Magna 'significa el máximo común denominador entre los españoles' y 'no ha sido fruto de la improvisación, sino del consenso político, que es uno de los valores democráticos más esenciales'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2001