Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU ensaya con éxito sobre el Pacífico su escudo antimisiles

Putin bota en el mar Blanco el submarino nuclear más moderno de la Armada rusa

Washington / Moscú

Estados Unidos realizó con éxito en la madrugada de ayer la interceptación de un misil lanzado al espacio desde la base de la Fuerza Aérea de Vandenberg, en California, por otro misil lanzado desde un atolón en el Pacífico Sur, según informaron fuentes del Pentágono, en lo que constituye la quinta prueba del escudo antimisiles y la tercera que se lleva a cabo con éxito.

El misil interceptor fue disparado desde el atolón Kwajalein, en las islas Marshall del océano Pacífico, unos 20 minutos después del lanzamiento de un misil intercontinental desde la base de Vandenberg. Para dar en el blanco, un 'vehículo aniquilador' lanzado por el interceptor debía encontrar la cabeza del misil atacante, diferenciarla de los señuelos y maniobrar en un curso de colisión a una velocidad cercana a los 26.000 kilómetros por hora.

El último ensayo que se llevó a cabo con éxito fue justamente el anterior, realizado el pasado mes de julio tras dos fracasos consecutivos, que habían planteado dudas sobre la factibilidad técnica del sistema. El escudo antimisiles se basa en una red de alerta mundial (satélites y radares), capaz de detectar el lanzamiento de misiles enemigos e interceptarlos con otros lanzados desde bases en tierra, desde buques y desde el espacio.

Por otra parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, asistió ayer en la localidad de Severodvinsk, en el mar Blanco, a la ceremonia de entrega del Gepard, el submarino nuclear más moderno de la Flota Rusa. El Gepard, el más silencioso de todos los submarinos rusos, está diseñado para una tripulación de 63 personas, puede sumergirse a una profundidad de cerca de un kilómetro y llevar 24 misiles de crucero.

El submarino se comenzó a construir en 1991, pero no pudo ser terminado en 1995, tal como se había previsto, por falta de recursos financieros. La ceremonia celebrada ayer estaba prevista para el pasado agosto, pero fue demorada hasta el fin de las operaciones de rescate del submarino Kursk, que se hundió en agosto del año 2000. Con el Gepard se completa la serie de los 14 submarinos nucleares más avanzados de Rusia. Expertos militares señalan que estos submarinos navegan un promedio de cinco días al año debido a los problemas presupuestarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 2001