Castellolí ampliará el vertedero industrial pese a que el pueblo votó en contra

Sólo dos meses después de aceptar el no de sus vecinos ante una posible ampliación del vertedero de residuos industriales especiales, el Ayuntamiento de Castellolí (Anoia) anunció ayer que dará vía libre a la ampliación del vertedero de Can Palà. En la consulta, celebrada el pasado 23 de septiembre, el 55,68% de los vecinos votaron en contra del proyecto.

El alcalde, Jesús Brugués (CiU), que inicialmente acató el resultado, manifestó ayer que en las últimas semanas se había llegado a acuerdos con los propietarios de las fincas afectadas y a compromisos de inversiones con la empresa concesionaria de la gestión del vertedero, Enviland, y con la Generalitat. Esos acuerdos, en opinión del alcalde, hacen que sea 'políticamente injustificable renunciar a las actuaciones y compensaciones comprometidas por todo lo que representan para la mejora de infraestructuras y de calidad de vida del pueblo', que tiene 355 vecinos censados.

La Generalitat invertirá en dos años 756 millones de pesetas para financiar varias obras, como una estación depuradora, la conexión a la nueva red comarcal de aguas del Llobregat y la urbanización de distintas zonas. Enviland ha comprometido 50 millones, que se suman al pago de un canon de vertido mejorado (de 400 pesetas por tonelada de residuo) con un mínimo garantizado de 30 millones de pesetas al año. El Gobierno municipal modificará la próxima semana el expediente urbanístico que precede a la ampliación del vertedero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de diciembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50