Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mandos de Estados Unidos estudiarán las técnicas contra ETA en España

Aznar insta a los estadounidenses a tachar a la banda de "terrorista" como hacen con Al Qaeda

El director de Seguridad Interior de Estados Unidos, Tom Ridge, mandará en los próximos meses a España a varios de sus más próximos colaboradores para que aprendan de la experiencia española en la lucha contra ETA. Pero el presidente del Gobierno, José María Aznar, se adelantó ayer en ese programa dando una primera lección a un público selecto de altos funcionarios y miembros del Gobierno, a los que empezó por instar a "llamar las cosas por su nombre" y a tachar a ETA de "terrorista", exactamente igual que hacen con la red Al Qaeda.

"Permítanme que les confiese mi estupor porque todavía hoy algunos, y también los hay en Estados Unidos, que rehúyen la expresión 'terroristas' en aras de una pretendida independencia. También en España sabemos de la perversión de la equidistancia, y del error de mirar el terrorismo en país ajeno como algo exótico o en cierto modo comprensible. Como si pudiera mirarse igual a los asesinos que a los muertos de las Torres Gemelas", dijo Aznar durante la cena que ofreció en la madrugada de ayer, hora española, en la residencia del embajador, Javier Rupérez.

Sentada a la izquierda del presidente estaba la consejera de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice, y entre el centenar de invitados destacaban la secretaria de Agricultura, Ann Veneman; la subsecretaria para Asuntos Globales, Paula Dobriansky; altos funcionarios del Departamento de Estado; el secretario de la OEA, César Gaviria, y el presidente del BID, Enrique Iglesias.

El papel de la prensa

Los grandes diarios estadounidenses, incluidos el Washington Post y el New York Times, aun manteniendo una línea editorial de rotunda condena, siguen calificando en sus páginas informativas a ETA como grupo o guerrilla separatista, lo que es motivo de una continua correspondencia entre Rupérez y los editores de los diarios citados, que a veces publican las cartas del embajador y otras no.

El argumento de esos directivos, como expusieron ayer los del Washington Post a Aznar, es que las grandes agencias internacionales, como Reuters, hablan de "guerrilla separatista", y el calificativo se introduce en los periódicos por esa vía. Tras el 11 de septiembre, la agencia Reuters ha recibido quejas de Estados Unidos, porque ha tachado a Osama Bin Laden de "radical islamista".

Frente a esa situación, Aznar repitió ayer a los directivos deñ rotativo Washington Post lo que dijo a sus invitados a la cena: "El combate contra el terrorismo empieza con algo tan simple como llamar a las cosas por su nombre. Hay terroristas y están sus víctimas. Y rebuscar justificaciones y matices interesados es una forma de complicidad en el acto criminal".

"Ni se persigue a Al Qaeda a causa de su manera de pensar, por más que deba combatirse su interpretación del islam, ni se persigue a ETA a causa de las propuestas que dice defender, por más que deba rechazarse su ideología totalitaria. No; se persigue a ETA y se persigue a Al Qaeda porque son organizaciones terroristas, porque matan", añadió.

El presidente, que tenía previsto retomar estas ideas en la entrevista en directo que daría en la madrugada de hoy al popular periodista Larry King, de la cadena de televisión CNN (con cuyo responsable último, el presidente de AOL-Time Warner, Gerald Levin, Aznar se reunirá hoy en Nueva York), expuso luego a sus invitados las ideas básicas que estructuran la estrategia antiterrorista del Gobierno en España: la importancia de mantener vivo el recuerdo de las víctimas; la prevención frente a los "árbitros interesados"; el rechazo total de la negociación, de "las claudicaciones del que se distancia", y la necesidad de "superar el viejo sistema de la extradición".

Los hombres de Ridge, que debe coordinar a la CIA, el FBI y todas las demás agencias de seguridad estadounidenses, tendrán oportunidad de profundizar en estas ideas y en sistemas operativos cuando visiten España. Luego, hacia junio, el propio Ridge irá a Madrid para ver las cosas.

"Con el recuerdo presente de todas las víctimas de todos los terroristas", dijo Aznar en la cena del miércoles a sus invitados, hay que recordar que españoles y norteamericanos están en la misma "trinchera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2001