Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Cerveza para todos

Los vecinos del Carmen, además de sufrir una situación intolerable de ruido, suciedad, desorden y abandono, ahora tenemos que soportar una campaña de difamación, mentiras y lamentaciones por parte del sector hostelero con un trasfondo del todo inaceptable. A todo ello, la Administración municipal, muy hábilmente, se sitúa al margen o, en el mejor de los casos, como árbitro, en un conflicto en el que es la parte más responsable. Oídas las reivindicaciones de estos días de los representantes de una parte de los bares, restaurantes y pubs (Albarca), está claro que las podemos resumir en una sola: legalicemos la situación actual de ilegalidad, descontrol y abusos. Estos señores quieren un barrio decorado, porque claro, tiene sabor. Un barrio que sea como el decorado de una película de terror. Nadie regará las plantas de los balcones, nadie bajará la basura de sus casas, ningún abuelo tomará el sol en el banco de la plaza, porque ya no quedarán vecinos en el Carmen. O sea, un barrio a su medida. Ni barrio, ni habitable, ni monsergas: barrio vivo y por la noche. El negocio por delante, y que quede claro lo que defiende cada sector. Unos defendemos nuestra calidad de vida, nuestro barrio, el centro de nuestra ciudad. Otros la recaudación, eso sí, con cerveza para todos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2001