Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los editores madrileños premian a Forges por su defensa de los libros

El dibujante reclama un mayor respeto a los derechos de autor

Antonio Fraguas, Forges, recibió ayer el Premio Antonio de Sancha 2001, un reconocimiento de la Asociación de Editores de Madrid a su 'permanente defensa del mundo del libro'. El dibujante calificó el galardón de 'cosa honrosérrima', que 'igual que los gordos, los libros nunca estorban en la vida'. Defendió con pasión la libertad de expresión y el respeto a los derechos de autor. Con este acto, Madrid acaba su capitalidad mundial del Libro.

El premio, que consiste en una escultura de Venancio Blanco y rinde homenaje al primer editor español, ha sido en años anteriores para Jack Lang, Julio María Sanguinetti, Federico Mayor Zaragoza y Enrique Múgica. Forges lo agradeció con un breve discurso en el que calificó al libro como 'un invento tecnológico perfecto', denunció su 'desaparición absoluta en las series de televisión y la publicidad', criticó 'la censura exceso-informática' y declaró: 'Cuando falta un libro a menos de seis metros de uno, o estás en el área de un campo de fútbol o te encuentras muy solo en el mundo'.

Luego, el dibujante de EL PAÍS hizo una encendida defensa de los derechos de autor, que a su juicio sufren un ataque brutal que puede suponer 'la desaparición de los autores, los editores y los impresores'. Para Forges, los derechos de autor son paradigma de la libertad de expresión de toda la sociedad, y el libro sigue siendo el vehículo por el que navega la libertad. Por ello, los autores deben luchar contra el dinero en el intento de controlar los derechos en las nuevas tecnologías: 'Yo me he batido el cobre en la defensa de esta tarea porque creo que el derecho de autor es el aire que respiramos los creadores. No es un problema de dinero, sino de dignidad'.

Mientras, los organizadores de Madrid Capital Mundial del Libro anunciaron el cierre de esta iniciativa, auspiciada por la Unesco, durante la cual se han celebrado más de 100 actos en los que han participado, según el comisario, Federico Ibáñez, 'centenares de miles de personas y niños'. Alejandría será la Capital del Libro 2002.

Pere Vicens, director de la Unión Internacional de Editores, y Juan de Isasa, presidente del Gremio de Editores de Madrid, presentaron un manifiesto que pide la adopción de políticas a favor de la lectura, la propiedad intelectual y la comprensión del libro atendiendo a 'autores, editores, distribuidores, libreros, enseñantes, bibliotecarios, familias y lectores'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001