Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOVILIZACIONES CONTRA LA LEY DE UNIVERSIDADES

Santiago, el bastión

Santiago de Compostela confirmó ayer que se ha convertido en el principal bastión de las protestas contra la reforma educativa. En una ciudad con 33.000 universitarios y 130.000 habitantes de hecho, cerca de 25.000 personas, según datos de la Policía Municipal, acudieron a la manifestación contra la LOU. Los profesores de la Universidad de Santiago anunciaron ayer que mantendrán la huelga indefinida hasta el día 22, medida a la que posiblemente se sumarán hoy los alumnos. Desde la transición no se recordaba en Santiago una marcha tan multitudinaria como la de ayer, que se inició en la plaza del Obradoiro, y terminó, enorme, frente a la sede de la Xunta de Galicia.

Las movilizaciones se extendieron ayer a los otros seis campus de las tres universidades gallegas. En total, en Galicia salieron a la calle unas 45.000 personas, según las policías locales, aunque el Ministerio de Educación rebajó la cifra a 26.100.

Al margen de las manifestaciones, las protestas en Santiago se suceden a cualquier hora del día. La noche del martes, unos 2.000 jóvenes asistieron en el antiguo cementerio de San Domingos de Bonaval a un entierro simbólico de la universidad pública. Ayer por la tarde, centenares de jóvenes volvieron al reunirse en la plaza del Obradoiro para formar una pancarta contra la LOU con las fichas que entregan a cada profesor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2001