Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos criterios para medir la fertilidad masculina cuestionan los que sigue la OMS

Un menor número de espermatozoides con buena motilidad puede bastar para procrear

Una de cada seis parejas tiene problemas para concebir un hijo y entre un 30% y un 40% de los casos se debe a esterilidad del hombre. Los tratamientos actuales contra la infertilidad masculina dependen de unos criterios de normalidad del semen que acaban de ser cuestionados por un estudio de los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU. Este trabajo sugiere que muchos hombres antes considerados fértiles pueden, de hecho, tener dificultad para engendrar un hijo; por el contrario, muchos que se encuentran en el umbral de los actuales criterios pueden ser capaces de engendrar.

'Estas recomendaciones proporcionan un medio más fiable para calcular la probabilidad de que un hombre sea fértil', afirma Duane Alexander, director del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD). 'Ésta será una valiosa herramienta para los especialistas que tratan una esterilidad inexplicada, permitiéndoles juzgar más adecuadamente si sería más útil centrarse en tratar al hombre o a la mujer'.

Los actuales criterios para medir la fertilidad de las muestras de semen han sido establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el artículo, los autores señalan que otros dos estudios ya habían cuestionado la fiabilidad de los valores de referencia de la OMS. El análisis del semen es el método habitual para calcular las posibilidades que tiene un hombre de engendrar. El método consiste en contar el número de espermatozoides por milímetro, determinar el porcentaje de espermatozoides que se mueven (motilidad de los espermatozoides) y evaluar su forma (morfología), que en los normales es ovalada.

Zona gris

Según los criterios de la OMS, el semen normal contiene 20 millones de espermatozoides por milímetro, con una motilidad de al menos el 50%. Guzick y sus colaboradores descubrieron que los hombres probablemente eran fértiles si su semen tenía más de 48 millones de espermatozoides por milímetro cúbico, más de un 63% de motilidad, y más del 12% de forma normal.

Los investigadores detectaron también una 'zona gris', en la que los hombres tenían una fertilidad dudosa, pero aun así podían procrear. Las muestras de este grupo tenían cómputos de entre 13,5 y 48 millones de espermatozoides por milímetro cúbico, más del 63% de motilidad, y más del 12% de los espermatozoides con forma normal. Finalmente, los investigadores han descubierto que lo más probable es que los hombres fuesen estériles si sus muestras contenían menos de 13,5 millones de espermatozoides por milímetro, menos del 32% de motilidad, y menos del 12% de espermatozoides con forma normal.

Las nuevas recomendaciones, que se publican en el último número del New England Journal of Medicine, se han realizado tras estudiar cuidadosamente las muestras de semen de 765 hombres de parejas estériles y 696 muestras de hombres de parejas fértiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 2001