Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los joyeros cordobeses inician su feria con protestas por las inspecciones a 300 empresas por el pago del IVA

La XVIII edición de Joyacor, la feria de la joyería cordobesa, se abrió ayer sin ningún acto oficial de inauguración, y se cerrará el domingo sin ceremonia de clausura. Prescindiendo de las celebraciones usuales, los joyeros pretenden llamar la atención sobre la grave situación de 300 de sus compañeros de profesión, sometidos a inspecciones de la Agencia Tributaria, que les acusa de defraudar en el IVA.

Los empresarios, por su parte, afirman haber pagado ya el importe de este impuesto a los proveedores de metales preciosos y se niegan a ingresarlo por partida doble. Rafael Rodríguez Aparicio, director de Joyacor 2001, explicó que Hacienda reclama a cada una de estas 300 empresas una media de 30 millones de pesetas, con lo que la suma total asciende a 9.000 millones. Tal cantidad de dinero, añadió, podría provocar un 'cierre masivo' y una pérdida de puestos de trabajo no menos importante. El sector joyero mantiene en Córdoba entre 15.000 y 20.000 empleos y factura cerca de 90.000 millones anuales.

Alfonso Cabrera, presidente de la Asociación de Joyeros, manifestó su intención de reunirse con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para clarificar esta situación, que calificó de 'incomprensible'. 'Los joyeros han pagado el IVA religiosamente', aseguró, 'y no se les puedehacer responsables de que los proveedores paguen o no'.

Parque

Otra cuestión que marcó la apertura de la feria -a la que concurrieron 85 expositores, 20 menos que en la edición anterior- fue la del Parque Joyero. Antonio Márquez, delegado de la Junta en Córdoba, ratificó el apoyo 'institucional y económico' del gobierno autonómico a este proyecto. En cuanto a la escasa consignación presupuestaria de este año, de sólo 50 millones de pesetas (después de las abultadas partidas de años anteriores, que alcanzaron los 1.000 millones en 1999), Márquez dijo que la Junta proporcionará el dinero desde que comiencen los trabajos de construcción; que los joyeros no deben preocuparse por esto.

Francisco García, secretario general de Empleo de la Junta, justificó esta decisión señalando que el incumplimiento de los presupuestos, como ya ha sucedido varias veces en lo que toca al Parque Joyero, perjudica a la Administración autonómica, y que no debe malinterpretarse la reducción de la partida. Los joyeros calculan que la primera piedra del Parque Joyero podrá ponerse antes del final de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001