Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCÁNDALO FINANCIERO

El PSOE exige la dimisión de Rato, Montoro y Caruana por su responsabilidad en Gescartera

Los socialistas proponen enviar al fiscal los testimonios falsos o contradictorios ante la comisión

El PSOE exige la dimisión del vicepresidente económico, Rodrigo Rato, del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y del gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, por su responsabilidad en el funcionamiento deficiente de determinados departamentos de la Administración pública ante la estafa miltimillonaria de Gescartera. Una especial mención tendrá el caso concreto de Rodrigo Rato, al que los socialistas achacan diversas culpas por los nombramientos y por la 'incapacidad de explicar' la compatibilidad entre su cargo público y sus numerosos negocios privados.

Esta será la conclusión política de más envergadura de los votos particulares que el PSOE presente el miércoles al informe que elabore el Partido Popular. El PP tratará de que CiU acepte su dictámen, que de momento sólo cuenta con el apoyo seguro de Coalición Canaria.

El PSOE exigirá el envío al Ministerio Fiscal de buena parte de los testimonios que se han producido en la comisión de investigación por si de los mismos se decucen indicios de delito.

Los cuatro portavoces socialistas de la Comisión Gescartera, Juan Fernando López Aguilar, María Teresa Costa, Ángel Martínez Sanjuán y Antonio Cuevas, todavía trabajan en sus conclusiones junto a un equipo de técnicos.

Desde una perspectiva formal, el PSOE tiene que atenerse al texto de conclusiones que presente el grupo mayoritario, ya que sobre el mismo debe producirse el acuerdo o el desacuerdo. El rechazo del PSOE está garantizado al mantener el PP la tesis de que las responsabilidades políticas se han depurado ya con las dimisiones de Enrique Giménez-Reyna, ex secretario de Estado de Hacienda, y Pilar Valiente, ex presidenta de la CNMV.

Los trabajos de Izquierda Unida, elaborados por Felipe Alcaraz y Francisco Frutos, guardan de momento gran paralelismo con los del PSOE, así como los de los diputados de Esquerra Republicana, Joan Puigcercos, y del PNV, Pedro Azpiazu.

Las conclusiones del PSOE parten de un análisis de los precedentes a la creación de la comisión de investigación, siguen con el funcionamiento de la misma durante sus dos meses de vida, pasan a enumerar la relación 'de hechos probados' y se detienen en el funcionamiento de la CNMV, la Agencia Tributaria y el Banco de España. Para el final se deja el punto de vista socialista sobre las explicaciones que dieron Rodrigo Rato y Cristobal Montoro a su actuación frente a la estafa multimillonaria.

A modo de conclusiones finales, establece la teoría del PSOE sobre la exigencia de responsabilidades políticas, el criterio sobre el funcionamiento de las comisiones de investigación y las recomendaciones en torno a reformas legislativas y reglamentarias.

'A la luz de los hechos que han quedado constatados de los trabajos llevados a cabo por la Comisión de Investigación se extrae una primera conclusión que es la responsabilidad directa del Gobierno de la nación y muy particularmente del vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato', señala el borrador de conclusiones del PSOE.

La petición de dimisión de Rato la justifica también desde la relación 'no explicada' entre su cargo público y su faceta de propietario privado de numerosas empresas, algunas de las cuales reciben subvenciones de la Administración y otras obtuvieron un crédito del HSBC, 'que es el banco de la trama de Gescartera'.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, compartirá con Rato el reproche por los 'fracasos acumulativos en la vigilancia [de Gescartera] en la Secretaría de Estado de Hacienda, en la Agencia Tributaria, en la Secretaría de Estado de Economía, en la CNMV y en el Banco de España'.

El PSOE pondrá la lupa sobre los nombramientos de Enrique Giménez-Reyna, Pilar Valiente, Luis Ramallo, los responsables de la Agencia Tributaria en Madrid y los jefes de gabinete de Rato. 'Todos ellos recibieron premios después de sus actuaciones', subrayan los socialistas.

La tercera dimisión que solicita el PSOE es la del gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, por sus 'contradicciones en torno a la existencia de paraísos fiscales desde España a través de cuentas opacas'.

El 'mal funcionamiento' de la CNMV, las disensiones de los miembros del Consejo y el papel que desempeñaron los técnicos de esa institución merecerá un largo apartado, así como el de la Agencia Tributaria por la paralización de inspecciones fiscales; hasta cuatro correspondientes a Gescartera en 1999.

Los socialistas harán una crítica muy fuerte a la labor de 'obstrucción' del PP en la comisión, con la denuncia de que sólo han comparecido las personas que el grupo mayoritario ha querido. Ése mismo criterio, agregan, ha regido para la duración de los trabajos y el trato especial que se dio a la comparecencia de los ministros Rato y Montoro.

Por ello, el PSOE pedirá cambios legislativos y reglamentarios para el funcionamiento de futuras comisiones de investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2001