Pro-Río dice que Zaplana incumple sus promesas para sanear el Segura

El colectivo cívico oriolano en defensa del Segura, Pro-Río, denunció ayer el 'incumplimiento sistemático' de todos los compromisos adquiridos por el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, para la descontaminación del cauce del Segura. Por ese motivo, el portavoz de Pro-Río, Jose Antonio Muñoz Grau, anunció que este colectivo a partir de ahora recibirá con protestas a Eduardo Zaplana en sus visitas a la ciudad, para expresarle así su malestar.

Grau indicó que 'no es posible que venga nadie más a esta comarca a decir cosas que no cumple', y aseguró que 'eso se va acabar, porque siempre habrá un colectivo que se lo recuerde cuando más le moleste', en alusión a la visita que tiene prevista hoy Zaplana a Orihuela para la entrega al poeta José Hierro del Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández.

Muñoz Grau dijo que 'es un acto muy importante para Orihuela y no queremos deslucirlo, pero creemos que Miguel Hernández estaría con nosotros con una pancarta en la puerta reivindicando el saneamiento del río Segura'.

Pro-Río denunció en un comunicado que 'Orihuela es actualmente el punto más negro y peligroso de la Vega Baja, pues las tres presas, una a la salida de Beniel, otra a la entrada a Orihuela y el cauce por su casco urbano convierten esta ciudad en el sumidero de Murcia'. 'Es un insulto a los ciudadanos de Orihuela la presencia en sus calles de un presidente que ha practicado la dejación de funciones como su única política y la mentira oportuna como su único programa para recaudar votos', subrayó.

El colectivo recuerda a Zaplana que 'no recibió a esta comarca el 13 de diciembre de 1998 ni ha cumplido uno sólo de los compromisos firmados el 25 de mayo de 1999', refiriéndose aquí a una significativa firma para sanear el Segura que se hizo en Orihuela en esta fecha. Según Pro-Río, Zaplana es responsable de la paralización de la Mesa de Seguimiento del Segura y de que continúen en Murcia los vertidos ilegales, la ampliación de regadíos y el robo del agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de octubre de 2001.