Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado del PP afirma que la unión entre homosexuales atenta contra el derecho natural

Ocurrió ayer en Aragón. IU presentó una iniciativa para que el Parlamento autonómico aprobase una proposición para instar al Congreso a que modifique el Código Civil y permita el matrimonio entre homosexuales. La iniciativa prosperó con los votos de PSOE, Cha e IU, la abstención del PAR y el no de los populares.

Fue el diputado, Ángel Cristóbal Montes, catedrático de Derecho Civil, quien defendió la negativa del PP con argumentos que generaron un rechazo unánime. El diputado, hombre de verbo fácil, no tuvo mejor ocurrencia que mentar a la madre y a las tribus amazónicas para argumentar su negativa al matrimonio de homosexuales. Fue contundente: 'Esta proposición atenta contra el derecho natural y contra el romano. Matrimonio viene del latín, que quiere decir cuidado de la madre, ¿y quien cuidará de la madre en un matrimonio de homosexuales?'.

Pero fue más allá . 'Y si hablamos de matrimonio entre homosexuales, ¿por qué no hablar de matrimonio entre dos hombres y una mujer, entre dos mujeres y un hombre, entre cuatro mujeres y cinco hombres. ¿Por qué no llegamos a la promiscuidad total, a la manera de una tribu amazónica, y vivimos todos bajo un cobertizo y lo pasamos bomba?'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001