Agricultura sube la ayuda para regadíos al 50% del coste de los proyectos

Sólo se autorizarán nuevas inversiones en las zonas comprometidas

El Consejo de Gobierno aprobó ayer un nuevo decreto de ayuda a los regadíos que generará, según la Junta, una inversiones públicas y privadas de más de 50.000 millones de pesetas hasta el 2006. El consejero de Agricultura y Pesca, Paulino Plata, destacó el incremento de las subvenciones de los proyectos de los regantes del 40% actual al 50%, y en algunos casos, hasta el 60%. Plata subrayó que el objetivo es dar un 'salto muy grande' en la modernización y consolidación de los regadíos.

Plata quiso dejar claro que la intención del Gobierno andaluz con este decreto no es ampliar las zonas regables existentes en la comunidad, que alcanza en la actualidad las 816.000 hectáreas: sólo se autorizarán nuevos regadíos en aquellas zonas comprometidas 'desde hace más de 14 años', como el Andévalo y el Chanza en la provincia de Huelva, Villamartín en Cádiz, Genil-Cabra en Córdoba y Baza-Huéscar en Granada.

Las subvenciones del nuevo decreto (el anterior es de 1995) van dirigidas a comunidades de regantes, usuarios y otras organizaciones de gestión colectiva de agua de riego. El apoyo público se incrementa del 40% al 50% de los proyectos, y puede llegar al 60% en los casos de interés ecológico. Para la instalación de instrumentos de medición y control se mantiene la financiación de hasta el 75% del coste total. En la selección de los proyectos se valorará la eficiencia en el uso de los recursos, la mejora de la calidad del agua, el ahorro energético y la reducción de la pérdida de agua en las redes de distribución.

Según el consejero, el nuevo régimen de ayudas, que tiene carácter retroactivo para las solicitudes pendientes de resolución, propiciará una inversión de 50.000 millones, de los que 26.697 millones corresponden a ayudas públicas, cofinanciadas en un 60% por la UE y en un 40% por la Junta.

El Plan Andaluz de Regadíos ha permitido en este último quinquenio la puesta en riego de 15.925 hectáreas, la modernización de 152.161 hectáreas y la consolidación de otras 11.000 hectáreas en el marco del Plan Litoral. Éste último, 'único en España', tiene como objetivo el aprovechamiento de las aguas residuales que se depuran en la poblaciones del litoral.

Paulino Plata recordó que el regadío tiene una gran importancia por su productividad. Aunque representa un 19% de la superficie cultivada en Andalucía, aporta más del 53% de la producción agraria y el 55% del empleo en el sector. Según el consejero, este tipo de agricultura destaca también por su papel en la instalación de industrias agroalimentarias y en la diversificación de la economía rural.

Por otra parte, Plata informó de que el Gobierno ha iniciado los trámites de la futura ley de Organizaciones Interprofesionales Agroalimentarias, que se dirige a facilitar los intereses de los productores e industriales en los mercados internacionales, y mejorar la calidad y el peso específico en el ámbito nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de octubre de 2001.