Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno facilitará a los vascos todos sus documentos por Internet

La Administración constituye un grupo de juristas para regular el uso de la red

Los vascos podrán obtener a finales de este año, a través de Internet, todos los documentos que ofrece el Gobierno, desde las becas de Educación hasta las ayudas de Agricultura. Se trata de un paso más en lo que se conoce como Gobierno electrónico; acercar a los ciudadanos los servicios de la Administración a través de la red y lograr así que no haya que pisar una oficina para tramitar cualquier expediente. Los usuarios gestionarán desde su ordenador cualquier tipo de solicitud. A su vez, el Gobierno constituirá un grupo jurídico para regular el uso de la red.

El Gobierno electrónico es una de las líneas de trabajo del plan Euskadi en la Sociedad de la Información, presentado por el lehendakari Juan José Ibarretxe en su discurso de investidura de la anterior legislatura en 1999, y cuyo objetivo es impulsar el uso de las nuevas tecnologías.

El viceconsejero de Administración y Planificación del Departamento de Industria, Comercio y Consumo, José Ignacio Zudaire, es el encargado de coordinar todas las actuaciones de las diferentes consejerías en el campo del Gobierno electrónico. La primera fase ha consistido en elaborar un catálogo de los servicios que ofrece la Administración y confeccionar una ficha explicativa de cada uno de ellos, donde se indica los documentos que hay que aportar para solicitarlos.

Para ello se ha creado el portal de servicios ej-gv.net, que ya está operativo, con las fichas de todos los departamentos. El Ejecutivo está desarrollando ahora la segunda fase, la que permitirá a los ciudadanos obtener la documentación que necesiten a través de la web. Los usuarios podrán rellenar los documentos en la pantalla, imprimirlos y acudir a una delegación del Gobierno a entregarlos o hacerlo por correo. 'De momento, lo que hemos conseguido es ahorrar un viaje al ciudadano, que tendrá que realizar un contacto menos con la administración, el de recoger el papel e informarse. A finales de este año estarán el 100% de los documentos en la red', explica el viceconsejero.

Consulta de expedientesUna vez concluida esta fase, el Ejecutivo desarrollará la tercera, en la que los usuarios podrán informarse sobre el estado de situación de sus expedientes a través del ordenador de su casa. Según Zudaire, 'esto les evitará llamar por teléfono o desplazarse hasta el Gobierno. Al ciudadano se le dará una clave, que será su NIF, cuando entregue un expediente y le servirá para conocer como marchan las cosas'. El Departamento de Industria será pionero y para el próximo año estará todo listo.

La tramitación telemática, que implica la utilización de la firma electrónica y que permitirá a los ciudadanos hacer todo desde Internet, es la última estación. Quien lo desee podrá bajar el impreso de Internet, rellenarlo y con su tarjeta de firma electrónica remitirlo al Gobierno. La Administración autónoma está estudiando la posibilidad de crear una entidad de certificación de firma electrónica, que es el organismo que ofrece las garantías de seguridad para realizar gestiones de este tipo. De momento, como proyecto piloto para poder ir ensayando se ha constituido una entidad experimental, que cuenta con el visto bueno del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Industria ha comenzado a ensayar la firma electrónica en su programa de ayudas a las empresas de innovación y desarrollo, que es el colectivo más adecuado para iniciar una experiencia de este tipo. Así, el año que viene podrá realizar la tramitación telemática de todos sus programas de ayuda. El departamento destina alrededor de 5.000 millones de pesetas anuales a ayudas a empresas.

Para analizar el marco regulador de Internet y adaptar la normativa del Gobierno a la nueva gestión de documentos en la red, se ha constituido un grupo de juristas, liderados por la vicepresidencia. Esos expertos tendrán que determinar, entre otras cuestiones, el control que hay que imponer para que la firma electrónica funcione con seguridad.

Además, la consejería también esta ensayando la firma electrónica en otra de sus áreas de competencia, la ordenación industrial. Existe un proyecto piloto con los instaladores eléctricos. El proceso de tramitación electrónica que se ha puesto en marcha permitirá realizar estas gestiones a través de la red. 'De lo que se trata', apunta Zudaire, 'es de que el instalador de Ondarroa no tenga que ir a la delegación de Industria en Bilbao para recoger el boletín y después a Iberdrola cuando tiene que montar la instalación del comercio que está en su calle'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de octubre de 2001