Libertad para los 7 menores detenidos en Barcelona acusados de causar graves destrozos

Los siete menores detenidos el viernes en Barcelona acusados de causar graves destrozos en el barrio de Sants quedaron ayer bajo tutela de sus padres por orden de la fiscalía. Por esos hechos fueron detenidas otras 21 personas mayores de edad, que pasarán a disposición judicial acusadas de atentado a la autoridad, desórdenes públicos y lesiones. Los destrozos se produjeron después de que la policía impidiera el paso a una manifestación antifascista de unas 200 personas, que pretendían llegar hasta la montaña de Montjuïc, donde los colectivos ultraderechistas conmemoraban el Día de la Hispanidad. Seis oficinas bancarias, una inmobiliaria y dos compañías aseguradoras fueron asaltadas y destrozadas por los manifestantes. 13 contenedores fueron incendiados y varias cabinas telefónicas destrozadas. En los enfrentamientos resultaron heridas leves nueve personas.

El Ayuntamiento de Barcelona, que se personará como acusación particular, reclamó ayer que la justicia actúe con agilidad. El portavoz municipal, Ernest Maragall, recordó que el juicio contra las 24 personas detenidas en los altercados del 12 de octubre de hace dos años en el mismo barrio está aún pendiente. Imma Mayol (Iniciativa per Catalunya-Verds) criticó la pasividad policial. Y la Delegación del Gobierno respondió que 'cuando los violentos encuentran la comprensión de grupos que cuestionan a la policía, se sienten legitimados'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de octubre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50