Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero dice que será el sucesor de Aznar y recomienda a Zaplana que no pierda el tiempo

El dirigente socialista reúne a más de 4.000 militantes en un mitin con Pla en Torrent

José Luis Rodríguez Zapatero aconsejó ayer al presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, 'que no pierda mucho el tiempo' en la sucesión de José María Aznar, porque a éste le va a suceder un gobierno del PSOE. El dirigente socialista explicó que Zaplana cree que le preguntan por Gescartera porque es uno de los posibles candidatos a suceder a Aznar, pero 'nadie se atreve en el PP a decir que quiere ser sucesor'. '¿Cómo se van a atrever cuando Aznar dice que sólo confía en sí mismo? Yo sí quiero suceder a Aznar en la Moncloa', dijo Zapatero.

Ante más de 4.000 entusiastas militantes reunidos en el polideportivo de El Vedat de Torrent, José Luis Rodríguez Zapatero realizó un ejercicio de didáctica y defendió la línea de moderación del PSOE. 'El problema no es de dar caña, sino de explicar qué es lo que queremos hacer', dijo Zapatero, que puso ejemplos acto seguido: 'A mí me gusta Manu Chao y a ellos Jaime Morey pero conviene que se sepan las diferencias. A Aznar le gusta Berlusconi, que está fuera de la civilización occidental. A mí me gustan Blair, Schroeder y Felipe González. Yo no diré nunca 'Váyase, señor Aznar', yo le ganaré en las urnas'.

José Luis Rodríguez Zapatero dijo a su militancia que los socialistas hoy son más necesarios que nunca y que 'los valores de la derecha cotizan en Bolsa, como se ha visto en Gescartera, y los de la izquierda en el corazón'.

En su alocución ante un auditorio volcado, el líder del PSOE hizo una defensa intensa del concepto de respeto para quienes son diferentes o piensan de manera diferente. Y reivindicó también el derecho que tienen los ciudadanos a preservar la herencia que reciben, de su familia, de su cultura, de sus valores. 'Sé que hay muchos valencianos que tienen la sensación legítima de que para ser un buen español hay que ser un buen valenciano', dijo Zapatero en referencia al valencianismo para añadir: 'Esa es la expresión de la convivencia real'.

El dirigente del PSOE confesó que no habla valenciano, 'ni en la intimidad', pero mostró especial sensibilidad hacia la cultura propia de los valencianos en un mitin en el que el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, y el alcalde de Torrent, Jesús Ros, intervinieron en valenciano.

Inmigración y universidades

El líder socialista supo conjugar la globalidad, al hablar de las consecuencias de los atentados a Estados Unidos, con los problemas concretos de la sociedad española y advirtió que 'quien quiera jugar a la división ante el fenómeno de la inmigración estará haciendo un flaco favor a España'. 'Este mundo no puede ser visto como una amenaza, no hay que poner una muralla, sino abrir las puertas', sentenció José Luis Rodríguez Zapatero.

El secretario general del PSOE también se refirió en su discurso a la situación de la Universidad y a la intención del Gobierno de introducir la polémica reforma de los consejos sociales. 'Ante una Universidad y unos investigadores que pueden ser los mejores del mundo, el Gobierno quiere quitar a los rectores porque no les gusta la ley. ¿Qué quiere el PP, que les nombre [a los rectores] el consejo de ministros?', señaló Rodríguez Zapatero, que explicó que la calidad de la enseñanza, de los investigadores, de los docentes y de la producción científica no diferencia a España de Europa. 'Lo que nos diferencia es que somos el penúltimo país de la Unión Europea en becas en inversión en investigación', sentenció el líder del PSOE.

El dirigente socialista se desplazó a Madrid nada más terminar el mitin, ya que hoy volverá a intervenir en la precampaña electoral gallega. Sin embargo, José Luis Rodríguez Zapatero dejó claro en su intervención que sigue con atención la situación de la Comunidad Valenciana y que repetirá con relativa frecuencia este tipo de actos. Zapatero acudió al acto escoltado por dos de los miembros valencianos de confianza de su ejecutiva, el responsable de Economía, Jordi Sevilla, y la responsable de Movimientos Sociales, Leire Pajín. En el patio de butacas, además de los varios miles de militantes deseosos de llevar en volandas a su líder hasta la Moncloa, estuvieron presentes la mayor parte de los cargos públicos del PSPV en el País Valenciano, tanto los de la vieja etapa de conflictos como los de la nueva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2001