Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENSIÓN EN LOS MERCADOS

Sevilla trata de ser el anfitrión de las agencias de EE UU en 2003

La crisis del sector aéreo ya ha comenzado a afectar directamente al bolsillo de los viajeros. Varias compañías aéreas han decidido incrementar sus tarifas para paliar las pérdidas. Iberia ha decidido aumentar ocho euros (1.331,09 pesetas) sus tarifas nacionales mientras decide la cuantía de las internacionales. Por contra, British Airways, Air France y Alitalia han descartado, al menos por el momento, subir sus precios, pero si lo han anunciado KLM y Lufthansa. Las bolsas consiguieron recuperarse de manera significativa durante la semana con subidas superiores al 10%, lo que supone un importante alivio para las fuertes pérdidas acumuladas por el descalabro de septiembre.

Las instituciones públicas organizadoras del congreso de la asociación de agencias de viaje estadounidenses (ASTA, en sus siglas en inglés), en Sevilla en noviembre de este año (Ayuntamiento de Sevilla, Diputación Provincial y Junta de Andalucía), mostraron ayer su comprensión ante su suspensión, pero confiaron que la ciudad sea compensada y la reunión recale en la capital andaluza en 2003.

El alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, explicó ayer que Ayuntamiento, Junta y Consejería de Turismo habían empezado ya a trabajar, en consenso con los hoteleros y las agencias de viaje de la ciudad, para enviar una delegación de Sevilla al congreso de ASTA en Nueva York, que se celebrará entre el 3 y el 7 del próximo mes, con el objetivo de conseguir que, una vez que se normalice la situación en Estados Unidos, la asociación estadounidense de agencias de viajes cumpla el compromiso adquirido con la capital andaluza.

Acuerdo para el futuro

El consejero de Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía, José Hurtado, confirmó que los organizadores españoles trabajan ya con los responsables de ASTA para que la próxima vez que el congreso salga de Estados Unidos recale en Sevilla. Una vez comprometida la próxima edición con Hawai, la primera posibilidad para la capital andaluza sería en 2003.

Hurtado confirmó que la Administración autonómica hacía días que esperaba una resolución de ASTA en el sentido que finalmente se produjo, tanto por la baja de importantes patrocinadores, como American Airlines, como por la necesidad que la asociación tenía de hacer un gesto político que sirviera para levantar la moral de la industria turística de Nueva York y mejorar la imagen de la ciudad americana en el exterior tras los atentados del 11 de septiembre.

Consejero y alcalde coincidieron en calificar la suspensión del congreso como un 'imponderable' provocado por las trágicas agresiones terroristas, y aseguraron que 'no hay pérdidas' por la cancelación, si no que lo que se pensaba ingresar (400 millones de pesetas en una semana) y la publicidad que se esperaba conseguir por la visita de los agentes turísticos estadounidenses tendrán que ser aplazados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2001