IMPACTO EN LOS MERCADOS

British Airways añade 5.200 despidos a la larga lista del sector tras los ataques a EE UU

Las acciones de la aerolínea se desploman un 12,26%, en paralelo a las del resto de compañías

La principal compañía aérea del Reino Unido, British Airways (BA), recortará 5.200 empleos como consecuencia de la caída de la demanda provocada en el sector por el ataque a Estados Unidos mediante el secuestro de aviones comerciales. La compañía se suma así a los 1.200 despidos ya anunciados por otra gran aerolínea británica, Virgin Atlantic, y a los casi 100.000 decididos por otras importantes empresas estadounidenses (incluyendo el fabricante de aeronaves Boeing) y europeas del sector. Las acciones de British Airways se desplomaron un 12,26% en la Bolsa de Londres.

Más información

El recorte anunciado ayer se suma, además, a los 1.800 empleos que la compañía ya tenía previsto reducir debido a sus malos resultados, por lo que en total la actual plantilla de 56.500 empleados se verá reducida a menos de 50.000. British Airways, no es la única compañía británica afectada por la crisis en Estados Unidos. Virgin también ha anunciado un recorte de 1.200 puestos de trabajo, lo que supone un 13% de su plantilla. Los expertos esperan el anuncio de más recortes en el sector en los próximos días. La irlandesa AerLingus ha anunciado un recorte del 25% de sus operaciones y la pérdida de 600 empleos temporales.

Los recortes de plantillas se han generalizado en Estados Unidos, donde entre American Airlines, United, Continental, el constructor Boeing y otras compañías pueden llegar a sumar 100.000 empleos. La crisis también acecha a Airbus, que ayer congeló sus planes de inversión, y a compañías como Lufthansa, Air France, KLM, Iberia o Swissair, entre otras muchas.

Los títulos de la principal aerolínea británica y una de las mayores y más reconocidas del mundo se derrumbaron ayer un 12,26% en la Bolsa de Londres, en línea con lo que sufrieron la mayoría de las grandes compañías del sector. La alemana Lufthansa, que el miércoles había anunciado la suspensión de vuelos hacia Estados Unidos y dentro de Europa, retrocedió un 12,95%. Air France se dejó un 9,62%%, la holandesa KLM un 6,82%, y Swissair, un 9,73%. Los valores de Iberia perdieron ayer un 4,60% de su valor y los de Alitalia, la primera gran empresa europea del sector en anunciar la supresión de empleos (3.000), retrocedieron un 1,14%. Desde el día de los ataques, la mayoría de estas grandes compañías han perdido más de un 40% de su valor en Bolsa.

Plan inicial

En su plan inicial, British Airways esperaba alcanzar la reducción de 1.800 empleos congelando la plantilla y fomentando las jubilaciones anticipadas, pero la crisis americana va a exigir el despido de pilotos, personal de cabina y personal de tierra. Los sindicatos del transporte quieren reducir al mínimo el número de despidos y proponen que se busquen fórmulas alternativas como el reparto del trabajo, jubilaciones anticipadas o incluso permisos sin sueldo a la espera de que en tiempos mejores los trabajadores ahora sobrantes vuelvan a ser necesarios.

La empresa tiene previsto reducir su flota en 20 aparatos y en un 10% el número de vuelos. BA ya tenía previsto recortar su capacidad en un 18% de aquí a marzo de 2003. Sin embargo, mantiene su plan de reanudar los vuelos del Concorde a partir de octubre.La compañía, que perdió 300 millones de libras (80.000 millones de pesetas) el año pasado en sus operaciones en Europa ve ahora amenazada sobre todo su actividad transatlántica. Los vuelos al continente americano supusieron casi el 40% de los pasajeros transportados el año pasado por British Airways. 'Nos enfrentamos a una situación excepcional que nos obliga a tomar decisiones muy duras', explicó el jefe ejecutivo de la compañía, Rod Eddington.

Sin embargo, algunos expertos creen que las compañías aéreas están tomando decisiones precipitadas y en caliente, cuando están muy frescos en la memoria de la población los ataques del 11 de septiembre, que se han convertido en la peor propaganda de la aviación comercial.

Los sindicatos británicos han empezado a movilizarse y a reclamar ayudas para el sector y piden al primer ministro Tony Blair que siga el ejemplo del presidente George Bush, que quiere conceder 5.000 millones de dólares (900.000 millones de pesetas) a las compañías norteamericanas.

El presidente de Iberia, Xabier de Irala, tras su reunión de ayer con la comisaria europea Loyola de Palacio.
El presidente de Iberia, Xabier de Irala, tras su reunión de ayer con la comisaria europea Loyola de Palacio.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de septiembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50