_
_
_
_

El espionaje militar israelí acusa a Irak de organizar los atentados contra EE UU

Los servicios hebreos citan como cerebros a un jefe de Hezbolá y a un lugarteniente de Bin Laden

El servicio secreto del Ejército israelí, Aman, sospecha que Irak patrocinó los atentados suicidas contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington del pasado día 11, según una información colgada ayer en la página web de la prestigiosa revista británica Jane's, especializada en asuntos de defensa. Según el Aman, los cerebros detrás de los atentados son el libanés Imad Mughniyeh, jefe de operaciones especiales en el extranjero del grupo shií Hezbolá (Partido de Dios) y el egipcio Ayman Al Zawahiri, veterano militante de Al Qaeda (La Base), el grupo de Osama Bin Laden.

Más información
El 'Carlos' libanés

La revista Jane's afirma que ninguno de los dos sospechosos ha sido visto últimamente, a pesar de que su expediente terrorista los ha convertido en dos de los hombres más buscados del mundo. Informes no confirmados procedentes de Beirut señalan que Mughniyeh se ha sometido recientemente a una operación de cirugía plástica y que actualmente es irreconocible. Al Zawahiri, según el espionaje militar israelí, reside en Egipto y podría ser el representante de Bin Laden fuera de Afganistán.

Las fuentes citadas por Jane's afirman que los iraquíes han estado 'pagando a pequeños grupos para hacer el trabajo sucio' y que durante los dos últimos años responsables de los servicios secretos iraquíes han estado yendo y viniendo de Bagdad a Afganistán y reuniéndose con Al Zawahiri. Según las citadas fuentes, uno de los espías iraquíes, Salah Suleiman, fue capturado por los paquistaníes el pasado octubre, y los servicios iraquíes han establecido fuertes lazos con Imad Mughniyeh. 'Sólo tenemos briznas de información, no el cuadro completo', admite una fuente del espionaje militar israelí, 'pero era lo suficientemente buena como para que enviáramos hace seis semanas [finales de julio] a nuestros aliados un aviso de que se preparaba un ataque terrorista sin precedentes'.

Contacto en Alemania

La fuente citada por Jane's añade información aún más inquietante: 'Una de nuestras indicaciones sugería que Imad Mughniyeh se había reunido con algunos de sus agentes dormidos en viajes secretos a Alemania. Creemos que los cerebros detrás de la operación de los atentados de Nueva York fueron Mughniyeh y Al Zawahiri, quienes fueron probablemente financiados y obtuvieron alguna clase de apoyo logístico de los servicios secretos iraquíes'.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Mohamed Atta, sospechoso de ser uno de los terroristas suicidas que secuestró el primer avión que se estrelló contra una de las Torres Gemelas, vivió en Hamburgo, según fuentes alemanas, entre enero y mayo de este año.

El Gobierno iraquí negó ayer a la agencia Reuters que alguien de sus servicios secretos se hubiera reunido con Atta en Europa y acusó al 'perverso Reino Unido' de lanzar acusaciones 'sin base'.

El currículo terrorista de Imad Mughniyeh, de 48 años, es difícil de superar, según los israelíes. 'Bin Laden es un escolar comparado con él', dice un israelí, citado por Jane´s, que lo conoce. 'El tipo es un genio, alguien que ha llevado el refinado arte del terrorismo a su máximo nivel. Le hemos estudiado y llegamos a la conclusión de que es un psicópata clínico, motivado por razones psicológicas incontrolables, que hemos dejado de intentar comprender. El asesinato de sus dos hermanos por los norteamericanos sólo fortaleció su motivación', añade. Mughniyeh es buscado por varios gobiernos y Estados Unidos ofrece dos millones de dólares por su cabeza.

En 1985, en una operación conjunta entre la CIA y el Mossad, los servicios secretos israelíes, añade la revista británica, un coche bomba estalló frente a la casa del líder espiritual de Hezbolá, el jeque Mohamed Hussein Fadlallah. Un total de 75 personas murieron, entre ellas, un hermano de Mughniyeh, que logró esconderse en Irán. En diciembre de 1994, otro coche bomba saltó por los aires en un barrio shií de Beirut. Cuatro personas resultaron muertas y una de ellas se llamaba Mughniyeh. La decepción israelí fue enorme cuando comprobaron que el muerto no era Imad, sino su hermano Fuad.

Los expertos en Irak, citados por Jane´s, creen que Bagdad organizó los atentados del 11 de septiembre. 'En los últimos meses, se produjo un cambio e Irak decidió entrar en el negocio del terrorismo. El 7 de julio intentaron por primera vez enviar un terrorista suicida, entrenado en Bagdad, para volar el aeropuerto de Tel Aviv'. Dichas fuentes sostienen que el jefe del espionaje iraquí es Qusai Husein, hijo de Sadam, y que es muy probable que su organización esté implicada en los atentados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_