Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Forner prepara cambios al modelo financiero que alteran los objetivos pactados por las universidades y el Consell

El director general de Universidades, Salvador Forner, ultima el borrador de un proyecto de cambios al Plan Plurianual de Financiación 1999-2003 (PPF), firmado por el Gobierno Valenciano y las cinco universidades públicas en junio de 1999, que elimina de golpe una veintena de indicadores de calidad claves que fueron introducidos siguiendo directrices específicas del Libro Blanco, precisamente, con el objetivo concreto de hacer más competitivo el sistema universitario público valenciano. Las formas con que el director general ha instrumentalizado esta iniciativa -remitida el dos de agosto en plena inactividad académica y administrativa- y el contenido de los cambios que pretende introducir -en clara sintonía con la polémica Ley Orgánica de Universidades (LOU), que ha sido rechazada por todos los rectores españoles- forzaron ayer una reunión de urgencia en Castellón de los cinco equipos económicos para fijar una posición común. En su opinión, 'los cambios alteran el espíritu del modelo financiero pactado por la Administración con el objetivo de servir de instrumento de planificación al Gobierno autonómico y dar estabilidad y competitividad al sistema universitario', explicaron ayer a EL PAÍS fuentes de la reunión.

Dadas las prisas de Forner, que pretendía que las universidades le presentaran por separado un guión con los datos para adaptar la realidad presupuestaria y departamental al nuevo modelo antes del próximo martes 11 de septiembre, los equipos rectorales acordaron paralizar el asunto. Y, de entrada, pidieron al director general que presente todos los datos, estadísticas e indicadores de cada una de las universidades y designe a un técnico de la consejería para evaluar conjuntamente el resultado de los últimos ejercicios para poder fijar los cambios en base a criterios objetivos, una vez evaluados los resultados de los dos primeros años de funcionamiento del PPF. Sin embargo, la urgencia por cerrar los cambios y el hecho de que éstos se centren en favorecer la 'movilidad del profesorado' -una de las prioridades de la LOU que pretende acabar con la promoción interna y los equipos departamentales para incorporar contratados externos- hacen pensar a las universidades valencianas que la iniciativa y los tiempos están en sintonía con los objetivos del Ministerio de Educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de septiembre de 2001