Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Matalascañas se movilizan para exigir la regeneración de la playa

Una zona cercana a Doñana sufre una progresiva pérdida de arena

La pérdida de arena, que se produce, sobre todo, como consecuencia de la dinámica de las mareas y del efecto de los espigones cercanos, ha dejado al descubierto un gran muro de contención en esa zona que fue construido en la década de los 60 para impedir el avance del mar y la desaparición de la playa. Su presencia ha provocado más de un accidente entre los bañistas, aunque de consecuencias leves, sobre todo contusiones.

Juan Gómez Palma, presidente de la Asociación de Propietarios del Centro de Interés Turístico de la localidad, que lidera el movimiento vecinal, rebeló ayer un preocupante dato: 'En Caño Guerrero se pierden al año entre 100.000 y 150.000 metros cúbicos de arena, por lo que se hace imprescindible la regeneración de esta playa'.

Los vecinos de Matalascañas, que mantienen movilizaciones desde hace meses, lamentan que la Administración central 'esté esperando a que se produzca un accidente de consecuencias graves para activar soluciones a este problema'.

La Asociación solicitará en los próximos días una reunión con el ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, del PP, al que exigirán la adopción de 'medidas urgentes' por parte de la Dirección General de Costas.

Perjuicio turístico

'La degradación paulatina de la playa', añadió Gómez Palma, 'ha traído como consecuencia una reducción notable del turismo en esta zona, porque la gente prefiere irse a otras partes del litoral, lo que supone un gran perjuicio para los hoteleros. Todo esto se une a la imagen lamentable que presenta este punto de la costa, uno de las más bellos de Huelva'.

El dirigente vecinal lanzó también sus críticas contra la Junta de Andalucía: 'No entendemos por qué el Gobierno andaluz sigue callado y no se ha implicado todavía en el conflicto que supone este proceso de regresión. Si esto sigue así, nos quedaremos muy pronto sin playa en Matalascañas. Mientras no haya una respuesta, nosotros vamos a seguir con las acciones de protesta'.

Mientras, el Ayuntamiento de Almonte, gobernado por el PSOE, arremetió contra el Gobierno central: 'El PP es el responsable del grave problema que padece todo el litoral onubense. El Gobierno es el único que se está tragando la arena, ya que en 1996 realizó la promesa de aportar una importante suma de dinero para solucionar esta deficiencia, que todavía no ha cumplido'.

'Nosotros estamos haciendo grandes esfuerzos para poner fin a este problema, pero no es de nuestra competencia', aseguró José Manuel Luque, concejal de playas del Consistorio almonteño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de agosto de 2001