Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación contra el reparto de metadona en un barrio granadino

Un centenar de vecinos del barrio granadino de Almanjáyar rechazaron ayer con una concentración que una asociación que trabaja con toxicómanos en rehabilitación abra unos locales en la zona para dispensar metadona a drogadictos en tratamiento. Convocados por la Asociación de Vecinos Las Cruces de Almanjáyar, los concentrados consiguieron pacíficamente paralizar las obras de reforma de los locales en la que trabajaban varios operarios, mientras recogían firmas para oponerse al proyecto que promueve la Asociación para la Reinserción de Ex Toxicómanos (APREX), con autorización de la Delegación de la Consejería de Salud.

Según explicó el presidente de la asociación vecinal, Ángel Rubio, los vecinos no se oponen a que APREX trabaje en el barrio -uno de los más deprimidos de la capital granadina- en tareas de prevención y asesoramiento, pero sí rechazan que dispense metadona en unos locales, situados cerca de una guardería y de un colegio público, que no reúne 'ni las condiciones ni las medidas de seguridad adecuadas'.

Señaló que los centros de salud de Almanjáyar o del colindante barrio de Cartuja podrían ser los lugares 'más adecuados' para dispensar la metadona, dado que están atendidos por personal cualificado y disponen de guardias de seguridad y evitar posibles incidentes.

Rubio manifestó que la protesta había sido decidida en asamblea por los vecinos del barrio, que hoy se volverán a reunir para decidir qué medidas de presión seguirán para evitar que se lleve a cabo el proyecto. El presidente de Las Cruces dijo, además, que los vecinos no habían sido informados del proyecto y reclamó el derecho de los residentes del barrio de dar su parecer sobre algo que les afecta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 2001