Reportaje:

Una obra de arte en cualquier rincón

Más de un centenar de esculturas de autores prestigiosos adornan las plazas y calles de Leganés

Cualquier rincón, rotonda o plazuela es un buen lugar en Leganés para colocar una escultura. El municipio cuenta con más de un centenar de obras de gran relieve regadas por todos los barrios.

Un recorrido para ver las más importantes podría empezar en el barrio de San Nicasio, junto a la ermita homónima. Hace 15 días se instaló la última obra, que representa al santo patrón de la localidad. Esta escultura de Zapata mide más de siete metros de altura. Lo más destacado de la pieza es que representa la historia del obispo francés. Éste fue decapitado hace 500 años por el jefe político de la época. En Leganés se vivieron pestes y miserias continuas, por lo que pidieron al obispo de Toledo que les enviase un santo protector. El eclesiástico optó por el mártir francés, que siempre es representado mientras sujeta su cabeza en la mano derecha.

El recorrido continúa en el campus de la Universidad Carlos III, en el antiguo cuartel de Sabatini. El patio interior acoge una veintena de obras, cedidas por el Museo de Arte Reina Sofía y pertenecientes a las primeras décadas del siglo XX. Así se pueden ver esculturas de Moisés Huerta y Ayuso, Fructuoso Orduño de la Fuente o José Azpeitia, entre otras. Los materiales empleados varían, desde el bronce o el acero hasta la escayola. Este lugar fue elegido porque disponía de fuertes medidas de seguridad, uno de los requisitos impuestos por el Patronato del Reina Sofía. Nada más salir del patio, el visitante se encuentra, en los jardines exteriores del campus, con Unicornio, una obra de Eduardo Arroyo, que representa un gran cuerno de bronce sobre dos bloques de granito.

El trayecto artístico continúa por la parte posterior del campus. Un enorme y rampante caballo de bronce con cinco cabezas, que representan el movimiento del equino, se puede apreciar en la primera rotonda con la que topa el paseante, en la avenida del Mediterráneo. Esta obra, titulada Caballo de agua, pertenece al escultor Luis Arencibia.

Bienvenida al conductor

El visitante continúa por la avenida hacia el barrio de Zarzaquemada. Allí encuentra otro monstruo escultórico. Son tres cabezas, colocadas en sus respectivos pedestales, que con las sílabas de Leganés dan la bienvenida a los vehículos procedentes de la carretera de Carabanchel y de la M-40. Esta escultura, de Juan Bordes, fue construida en 1997 con acero cortén, bronce y aluminio.

La siguiente parada ya se mete de lleno en el populoso barrio de Zarzaquemada. Los llamados Gigantes de Fernando Bellver copan las principales rotondas de la avenida del Rey Juan Carlos I y de las calles aledañas. Los seis gigantes construidos por el artista madrileño representan a personajes destacados de la historia de la localidad. Entre ellos es posible distinguir al marqués de Leganés, a Ventura Rodríguez, a los hermanos Rejón, héroes de la guerra de la independencia; a don Juan de Austria o a una aguadora que aparece en una obra de Luis de Góngora. Todos fueron construidos en 1998 en acero cortén, lo que les da un aspecto rojizo. Miden más de siete metros.

La visita a Zarzaquemada también permitirá ver, de paso, una obra de Ándres Rábago (El Roto), instalada en la rotonda de la calle de los Monegros. La mujer de la luz (bronce, 1999) porta cuatro grandes globos de colores rojo, azul, amarillo y verde.

El paseante puede salir entonces del barrio de Zarzaquemada y dirigirse hacia la Casa del Reloj y la plaza de toros La Cubierta. En su camino, junto al edifico de los Juzgados, verá a Dolores Ibárruri, La Pasionaria (1937), una obra de Victorio Macho, donada al municipio de Leganés por el PCE.

El recorrido continúa junto al coso taurino. La primera rotonda da acceso a la calle de Getafe con La puerta del aire (1995), del premio nacional de Artes Plásticas en 1981, José Hernández. Dos enormes columnas que sujetan un capitel y una esfera, todo ello en acero cortén, es el recibimiento a los conductores procedentes de la carretera de Getafe.

Museo al aire libre

La última parada de este itinerario acaba en el Museo de Esculturas al Aire Libre. Allí se da la mayor concentración de obras de todo el municipio. El gigante del bosque, de Toni Gallardo, construida con piedra caliza de Colmenar de Oreja; Anna, de Susana Lorenzo, que representa una especie de verja cerrada, o Escalera-rampa, de Ángeles Marcos (1984), son algunas de las obras que se pueden ver en esta parte. También destaca Ícaro, del académico de Bellas Artes de San Fernando José Luis Sánchez (1997).

Aquí, los grandes jardines del museo permiten apreciar con toda tranquilidad las obras. El proyecto del Ayuntamiento es vallar toda la zona y poner vigilancia para que las esculturas no sufran ningún tipo de agresión. También serán éstas las dos condiciones para solicitar más obras procedentes de los fondos del Museo de Arte Reina Sofía. Si se cumplen las previsiones municipales, todos los jardines contarán con destacadas piezas escultóricas.

La colección leganense es fruto de más de 30 años de compras y cesiones. El mayor empujón lo ha recibido este parque escultórico en los últimos cinco años. El desembolso global del Ayuntamiento no ha superado los 100 millones de pesetas, ya que, en muchos casos, el Consistorio sólo ha tenido que pagar los materiales o el transporte, según explica el alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, del PSOE. 'Muchos artistas se han enterado de nuestro proyecto y han querido estar presentes en la colección', añade Pérez Ráez.

Estatua 'Post nubina Phoebus', de Fructuoso Orduño de la Fuente, en la Universidad Carlos III.
Estatua 'Post nubina Phoebus', de Fructuoso Orduño de la Fuente, en la Universidad Carlos III.LUIS MAGÁN

El símbolo para el nuevo milenio

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS