Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendida por tercera vez la adjudicación del Hospital General

Los sindicatos califican de 'inconcebible' la actitud de la Generalitat

La Federación de Sanidad de CC OO calificó de 'inconcebible' que se haya podido suspender, por tercera vez, la adjudicación del Hospital General de Cataluña. Las condiciones de concesión hablan claramente de que deberá hacerse en favor de la 'mejor oferta económica' que acredite la solvencia sanitaria. La presidenta del comité, Rosa Ginjoan, habló ayer de 'presiones políticas'. Mientras, el Servei Català de la Salut (Departamento de Sanidad de la Generalitat) exponía sin ambages a los sindicatos que prefería la oferta de Mutua de Terrassa-Cetir y General Lab, de Carles Sumarroca, en lugar de la que ofertaba más dinero, liderada por Ibérica de Diagnósticos, gestor de nueve hospitales, y el grupo financiero CVC (representado entre otros por Carlos Colomer). La razón esgrimida por la Generalitat es la 'catalanidad' de la oferta de la Mutua y Sumarroca, el empresario que acudió en ayuda de la familia Prenafeta en la crisis de Tipel.

La última reunión de la junta de acreedores de la empresa -en quiebra desde 1999- arrojó un resultado de tres votos a dos a favor de Ibérica y CVC, pero se requiere una mayoría 'reforzada' de cuatro de los cinco grandes acreedores para adjudicarse el Hospital General.

El empeño de la Generalitat ha llevado a gestiones personales en favor de la Mutua de Terrassa-Cetir y Sumarroca de personalidades del Ejecutivo catalán y de la cúpula de Convergència i Unió.

En el terreno meramente económico, el informe presentado por Hacienda es claro. Consideran los representantes de la Agencia Tributaria que la oferta de la Mutua de Terrassa y las dos empresas ligadas a empresarios próximos a CiU (Cetir y General Lab) es peor que la de Ibérica de Diagnósticos y CVC.

El informe valora la oferta de Mutua de Terrassa en 1.217 millones de pesetas; mientras que la oferta de Ibérica y CVC se valora en 1.362 millones de pesetas con un recordatorio: 'Si la oferta de la Mutua, que consiste en aplazar el pago durante 15 años, se hubiera de descontar en una entidad financiera, su importe efectivo aún disminuiría más'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 2001