Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas en el pueblo de Gójar porque 770 niños se quedan sin pediatra propio

Un proceso de reubicación de algunos miembros del personal sanitario en el municipio granadino de Gójar y los pueblos cercanos ha dejado sin pediatra propio a 770 niños de esta localidad, cuyo alcalde, apoyado por las firmas de 600 vecinos, ha acusado a la Delegación de Salud de 'discriminar' a su pueblo por estar gobernado por el PP. Por su parte, el responsable de Salud, Francisco Cano, afirmó que el alcalde 'manipula a la población mediante la demagogia'.

Hasta hace cuatro meses, Gójar disponía del servicio de un pediatra a tiempo completo, aunque dos días a la semana. Durante los otros tres días, el médico asistía a los niños del pueblo vecino de Ogíjares, que ahora dispone del especialista durante toda la semana, tras los cambios realizados. La falta de pediatra en Gójar se suple con la dependencia de otro municipio próximo, La Zubia, que a pesar de estar a sólo tres kilómetros, la conexión de transporte público entre ambos pueblos no existe, a no ser que se llegue primero hasta Granada. De cualquier modo, el pediatra de La Zubia acude tres veces a la semana a Gójar, aunque las escasas tres horas que emplea para la consulta resultan 'insuficientes', según el alcalde, Francisco Javier Maldonado. El primer edil aseguró que algunos padres del pueblo ya han presentado dos denuncias contra el Servicio Andaluz de Salud por problemas con el pediatra 'prestado' de La Zubia, ya que éste 'se ha negado a atender urgencias'.

Desde la Delegación de Salud se justifica la medida del cambio de pediatra porque 'se han distribuido los recursos en función de las necesidades de cada municipio', según Cano, quien agregó que 'no puede ser que un pediatra pase mucho tiempo ocioso, mientras es necesario en otro lugar'. El delegado consideró un hecho normal que las urgencias se atiendan en La Zubia, por ser un pueblo muy cercano. 'El problema de transporte que puedan tener no es competencia nuestra', declaró.

El alcalde de Gójar se quejó de la situación sanitaria de su pueblo en general, donde hay un consultorio de 60 metros cuadrados que carece del espacio necesario para los 3.500 habitantes del municipio.

El Ayuntamiento está construyendo un centro de asistencia sanitaria de más de 300 metros cuadrados que costará al municipio 50 millones de pesetas. Maldonado denunció que la Delegación de Salud le ha negado ayudas económicas mientras ha firmado acuerdos de colaboración con otros ayuntamientos gobernados por el PSOE. El delegado de Salud contestó ayer que las ayudas han llegado a municipios del PP, como Alquife o Chimeneas, y que si no se ha concedido una subvención a Gójar es porque 'no hay dinero para todos y, por tanto, tenemos que priorizar allí donde hace más falta'. Cano aseguró que no había 'cerrado la puerta' al alcalde de Gójar en sus reivindicaciones, sino que le había pedido tiempo para conseguir más dinero de los tres millones de pesetas para la compra del equipamiento, que aporta Salud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 2001